Teo se vistió de figura por primera vez

El partido se dividió en dos. River mostró una cara en el primer tiempo y otra totalmente distinta en el segundo. Sin embargo, el colombiano fue el único que sostuvo su rendimiento en los dos períodos para transformarse en el mejor.

IMG_0764Marcelo Barovero (6): no tiene influencia en el gol. En el primer tiempo tapó dos pelotas algunas con sobriedad. Sigue con un nivel altísimo. Es el más regular del equipo.

Gabriel Mercado (6): su primer gol con la Banda para justificar su buen regreso a la titularidad. Bien en el desborde, nunca perdió la espalda. Correcto.

Jonatan Maidana (5): taramente impreciso y a destiempo. Uno de sus partidos más flojos en River. Sufrió en el complemento con el ingreso de Furch.

Jonathan Bottinelli (5): firme por arriba, correcto por abajo. Volvió a tener una buena actuación y fundamentó la decisión de Ramón con solvencia y actitud.

Leonel Vangioni (5): se lo vio incómodo, llamativamente impreciso y poco metido en el juego del equipo. Fue reemplazado y no pudo gravitar.

Carlos Carbonero (6): gran primer tiempo, con actitud, determinación e intervenciones claves. Su participación fue decisiva para el gol de Mercado. En el complemento bajó su rendimiento.

Cristian Ledesma (5.5): se lo nota cansado al Lobo. Sin embargo, nunca regala una pelota. Le faltó aceleración de la jugada en los últimos metros.

Ariel Rojas (5): impreciso y lejos de aportar algo en ataque. Colaboró en el retroceso, pero no gravitó.

Manuel Lanzini (6): después de una gran primera mitad, en la que pudo haber extendido la diferencia a dos goles y con punzantes intervenciones en los últimos metros, cayó en el complemento. Sin embargo, cerró una buena noche.

Teófilo Gutiérrez (6.5): en el primer tiempo fue clave en todos los sectores de la cancha. Participó de manera decisiva en el gol, se complementó con los del medio y bajó cuando la pelota no le llegaba.

Federico Andrada (5): sacrificio y determinación para sumar en ataque. Lejos de su actuación del último fin de semana, cerró un partido regular.

Giovanni Simeone (5): ingresó para tratar de cambiar la historia y no pudo hacerlo. A su favor, la pelota casi no le llegó.

Osmar Ferreyra (5): la intención era aportar vértigo en los últimos metros, pero el tiempo y las circunstancias del partido le jugaron en contra para hacerlo.

Imagen: Nicolás Aboaf