Caos

Es un desastre River. No le gana a nadie. A Tigre le tiene que hacer 7 goles. De lo contrario no vale. Y ojo, el séptimo gol tiene que ser con un gol de esos de antología. Esos que no se pueden ver en cualquier equipo eh. Con caño al 5 rival, sombrero al central y gambeta al arquero, y si no se da, volvemos para atrás hasta que salga.

Lanzini vs. Tigre

River es una lágrima. Tiene que quedar afuera de la Sudamericana porque no hay que admitir ni un triunfo más de este estilo. Basta. Acá en River se juega al fútbol champagne. No importa que ya no estén los mejores. Qué importa eso. No tiene nada que ver eso. River tiene que jugar así porque su historia lo demanda. Y punto. Y si así no juega adiós, perdamos todos los partidos porque lo único que importa es el cómo.

(Todo lo que puse hasta acá parece que es lo que hay que decir para que nadie se enoje respecto al rendimiento y el paladar. Paladar que hoy le juega en contra a River, sin dudas).

Si de la economía de River dependiera, Manuel Lanzini estaría vendido. Ya estaba todo cerrado para hacerlo. Y por no venderlo hoy se pena para pagar los sueldos de los empleados del club y se mal vende a Balanta encubriendo el negocio además. Esa es la postal más clarita de lo que voy a intentar explicar.

Mi River ideal de hoy es Barovero; Zabaleta, Demichelis, Heinze, Casco; Maxi Rodríguez, Mascherano, Di María, Messi; Saviola y Cavenaghi. Juro que no se puede. No hay forma. A Maxi y a Heinze los convencieron desde el corazón, y hablando de eso a Cavenaghi lo rajaron como a un paria. Zabaleta es caro, Demichelis prefiere euros antes que Rver lo mismo que Saviola, Mascherano es carísimo igual que Di María; Messi es Messi.

No hay plata. Y esto es por plata. No hay plata y la plata manda. No se puede armar un equipazo porque cuando uno funciona más o menos como tal, te lo desarman. Repito, el mejor del torneo pasado fue Lanzini, y si por River fuera, económicamente hablando, venderlo habría sido la solución. Adaptarse a eso es lo mejor para la vida de River. Desde mi mirada Newell’s, Vélez y Estudiantes, los tres mejores equipos de los últimos años, fueron equipos prácticos, no vistosos. Para nada vistosos diría. Sí prácticos, mecanizados, pillos, no lujosos.

En los últimos años, River vendió muchos futbolistas con menos de 100 partidos en el club. 100 partidos son menos de 3 años: Belluschi, Higuain, Lamela, Ocampos son un ejemplo. Lanzini hubiera sido otro. Si tenés a Iniesta, Xavi, Messi y compañía, seguro jugás bien. Además, si tenés plata como para que cuando te los vienen a comprar aumentarles el sueldo para que se queden, te reís de las ofertas. Eso no pasa en Argentina. Y los jugadores de River que sobresalen salen más rápido que el resto porque la sola prueba de jugar en este club ya alcanza y sobra. Por eso aplaudo los resultados. Porque con resultados favorables va a ser más fácil conseguir buenos rendimientos. Entiendo a los que dicen que es al revés. No comparto que ahora se pueda hacer de esa forma. Hoy, primero resultados, después rendimiento. Y si no, volvamos al arranque. Y pidan caños, lujos y goles de antología. Y cuando eso no se dé, ustedes, renuncien a los puntos. Yo no.