Sabella, Barovero es argentino

Sobran los calificativos para el arquero de River, quien por enésima vez fue el artífice de la alegría millonaria. 10 puntos y sólo porque es la máxima calificación.

IMG_7555

Estos son los puntajes para Pasión Monumental:

Marcelo Barovero (10): ¿Qué más se le puede pedir al arquero? Si River está en octavos de final es en un 90% por el uno, que se lució en la ida y en la vuelta jugó como para ser titular de la Selección en el Mundia. No hay ni un ápice de exageración en esta última frase. Sólo queda agradecerle.

Jonatan Maidana (5): así como dijimos que no era el puesto de Ponzio, tampoco es el suyo. No se complicó en la marca, pero dejó mucho que desear en las proyecciones, era lógico que sucediera ya que la pelota no es su mejor compañía.

Eder Alvarez Balanta (8): cada segundo que juega hace aún más risible la oferta de 5 millones de Euros por la que se irá. Firme en la marca, corajudo en el choque y rendimiento de experimentado en los últimos minutos, cuando el partido se había picado.

Germán Pezzella (6): sobrio. Firme en la marca, rápido en los cruces. Fueron sus primeros 90 minutos completos tras la lesión y cumplió con creces.

Leonel Vangioni (6): jugador de toda la cancha. Después de un primer tiempo discreto, fue clave en el complemento con sus trepadas, los pases para romper la última línea y, sobre todo, en defensa.

Carlos Carbonero (5): parece distraído. Pide la pelota, pero apenas la agarra se enlentece y pasa a la intrascendencia. No gana en velocidad, tampoco con la gambeta y, como si fuera poco, erró dos chances claras.

Leonardo Ponzio (5): cayó en el complemento después de un buen primer tiempo. Se vio una mejor cara de regreso al mediocampo.

Cristian Ledesma (6): eje fundamental del equipo, fue más desgaste que juego. En un partido cerrado supo leerlo y jugar en consecuencia, cortito y al pie.

Ariel Rojas (5): como volante por izquierda se pierde, intenta cerrarse y se diluye en su funcionamiento. Bastante irregular e impreciso.

Manuel Lanzini (5.5): mejoró ampliamente con el ingreso de Andrada. Se vistió de asistidor y pudo cerrar el partido. Le falta constancia y eso le juega en contra al equipo en los últimos metros.

Rodrigo Mora (5): lucha, pelea, pega, traba, se tira, se levanta y busca pero lo suyo debe ser el gol y ahí no cumple. No pateó al arco. A su favor, jugó sólo en ataque y como referencia de área, posición que no siente.

Federico Andrada (6): ingresó cuando promediaba el segundo tiempo y le cambió la cara del equipo en ataque. Dio el vértigo y el picante que le faltaba a River en los últimos metros y pudo haber ganado el partido.

rMatías Kranevitter y Osmar Ferreyra (-): Jugaron menos de 15 minutos, no califican.

Imagen: Nicolás Aboaf.