“Para ir a perder, no voy”

Daniel Passarella contó que aún no decidió si irá por la reelección, aunque pintó un panorama: “con las encuestas uno va sabiendo. Sólo me presentaré si creo que voy a ganar”. El presidente defendió su gestión, le tiró una chicana a Boca y afirmó que River jugará un amistoso con el Real Madrid.

img_3904Hoy es un ni, pero el objetivo está claro: Passarella quiere presidir a River hasta 2017. Su intención es ser reelecto, pero no quiere irse por ventana en caso de presentarse y ser derrotado en las urnas. “Todavía no sé si seguiré como presidente. Tengo más experiencia pero sólo me presentaré si creo que voy a ganar. Para ir a perder, no voy. Uno, con las encuestas, va sabiendo. Ahora estamos abajo, pero tres meses en Argentina es mucho tiempo”, le confesó al diario Marca.

El panorama es tal cual pinta el Kaiser. Sabe que las encuestas y el humor popular no lo favorecen, pero confía que los resultados deportivos, sumado a la presencia de Ramón Díaz en el banco (al que le renovarán su vínculo hasta 2015), hagan volcar la balanza a su favor. “Es muy lindo cuando ganás las elecciones, pero cuando llegás a un club como el River que me tocó afrontar a mí, con muchos problemas estructurales, no es tan lindo ni placentero. Es muy difícil y tienes mayor responsabilidad que en cualquier otro puesto”, se defendió.

Sobre su gestión, Passarella reconoció que en casi cuatro años “mi mayor logro fue recuperar el club económicamente. En lo deportivo no me fue bien, está claro. Estábamos últimos en el promedio del descenso cuando llegué y no pudimos escapar. Estábamos en quiebra económica también. Cuando pudimos equilibrarnos en las finanzas, ahí pudimos traer a un técnico como Ramón Díaz, el más ganador de la historia del club. Y no lo hicimos antes porque no se podía, teníamos muchos problemas de dinero y un plantel poco competitivo. Estábamos al borde de la quiebra. Hoy, por lo menos, podemos tener a Ramón y a los jugadores que él exige”.

Bancó su política de ventas: “Con otros presidentes, se vendió mal. Falcao no valía cuatro millones de dólares, no creo que valiera sólo eso. Todos sabíamos lo que iba a ser Falcao. Yo he vendido apenas a cuatro o cinco: Buenanotte, Pereyra, Lamela, Ocampo, Orban y poco más. Eso es todo en grandes ventas. Si el precio no es bueno, prefiero no vender”. ¿Y Balanta? “No lo tenemos que vender sí o sí. Pero no sólo él está en venta. No hay ningún jugador intocable, que no tenga precio. Todo es negociable. Si la oferta es buena para el club, se irá en diciembre. Otros jugadores vendibles son Barovero, Pezzella, el central, un caudillo, Kranevitter, Vangioni o Lanzini. Son todos para el mercado europeo”.

Metió una chicana a Boca (“como hincha, ojalá vea a Boca en segunda”) y adelantó que se viene un amistoso ante Real Madrid tras un acuerdo con Florentino Pérez: “Me dijo que podemos jugar el próximo verano el Trofeo Bernabéu. Le dejó encargado el tema a Butragueño y habrá que seguir el tema. Sí va a haber amistoso, claro. Nos pasamos los correos y estaremos trabajando para ello. Eso sí, quizás vengo como espectador, no como presidente (risas).