Errores

Los arbitrajes, el rendimiento y la dirigencia, nada juega a favor de River y lo analiza Hernán Castillo en la editorial de la semana.
principal-hernan-castillo_grandeYa son demasiadas las veces en las que primero hay que arrancar hablando de lo mal que está jugando River. Y no está bueno. Quiero que quede claro en un primer párrafo porque después iré enumerando situaciones que se dan en este River que explicarán algunas situaciones pero que no quiero poner de excusa, sino de disparador para este pésimo momento.
River juega mal. No tiene funcionamiento. No se encuentra como equipo. La banda derecha está mal, y la delantera no tiene gol. Van 2 goles en 5 partidos, nada más. Demasiado poco para River. Demasiado para cualquier club y más para River, claro. Y lo peor es que no generó muchas más situaciones como para marcar muchos más goles.

Dejando claro todo eso del mal funcionamiento que es clave en este presente, paso a enumerar los errores:
Penal en contra mal cobrado ante Gimnasia La Plata y derrota; penal no cobrado frente a Colón y caída en el Monumental; penal en contra mal sancionado en el enfrentamiento con San Lorenzo y atajado por Barovero pero vuelta a ejecutar por adelantamiento inexistente del arquero de River; penal a Maidana en la última jugada del partido no sancionado y mano cobrada a Mora y por eso anulado un gol en el primer tiempo , que todavía ahora no veo como cometida para sacar ventaja. Eso en cuanto a los arbitrajes.

Más. Hay cuestiones que van de la mano con la formación del plantel, y yo hace rato digo que River tiene menos plantel que en el torneo pasado aunque va a tener más equipo si todos se ponen bien. Se fueron Abecasis, Román, González Pirez, Cirigliano, Sánchez, Iturbe, Rogelio Funes Mori y Luna entre los muchos que también dejaron el club. Todos eran utilizados, poco o mucho, por Ramón Díaz. Y el DT no protestó. Llegaron el Malevo Ferreyra desde el día uno, Carbonero y Fabbro a dos días del final de la pretemporada en Salta y Mora y Teo Gutiérrez directamente en la víspera de la cuarta fecha del torneo. Error dirigencial grave, pero Ramón no dijo ni “mu”. Seguramente lo hizo para meterle buena onda y no hacer lío por hacer. Pero así es él el que queda pegado.

Hoy se vende a Balanta en 5 millones de euros por el 70% del pase; y ya se han ido en su momento Roberto Pereyra, Lucas Ocampos, Erik Lamela y Diego Buonanotte, entre otros, por unos 30 millones de euros. Pero se ha tenido que mal vender al colombiano por urgencias económicas. Inexplicable. Pero inexplicable en serio por más que Balanta se quedará hasta diciembre en River. Ya alguna vez Demichelis fue vendido y se fue a los seis meses y salió bien la apuesta; pero varias veces no ha sucedido lo mismo. Veremos qué pasa. Lo seguro es que este es en uno de los tantos errores de Passarella y compañía. Y la suma de todos los errores es lo que hacen este presente. Casi sin autocrítica. Casi sin puntos. Casi sin goles. Casi pensando en la Copa Sudamericana como única tabla de salvación para lo que queda del semestre.