La figura

Como en los buenos tiempos, Cristian Ledesma se cargó el equipo al hombro, puso la pelota en el piso siempre, nunca la regaló y dejó el alma en toda la cancha.

0010065702Estos son los puntajes del encuentro ante San Lorenzo para Pasión Monumental:

Leandro Chichizola (7): seguridad para responder en las más exigentes. San Lorenzo lo hizo trabajar. Falló en los centros.

Leonardo Ponzio (5.5): mejoró con respecto al encuentro con Godoy Cruz, pero sigue lejos de su forma y se nota que no siente la posición, al menos no tanto como la de volante central.

Jonatan Maidana (7): gol clave en la eliminatoria. Y a eso le aportó su rendimiento habitual, sin inconvenientes para contener a Martín Cauteruccio.

Eder Alvarez Balanta (7): firme por arriba y por abajo, sale a todas, lo hace con solvencia y sin dejar dudas. ¿Será su última semana en River?

Leonel Vangioni (6): ida y vuelta constante. En el segundo tiempo sufrió con la marca. Salió extenuado por tanto desgaste.

Matías Kranevitter (6): bien en la marca, siempre certero en la entrega. Correcto.

Cristian Ledesma (8): es el más viejo del plantel y el único que está en todos los sectores de la cancha. Corta en defensa, toca en el medio y acompaña en ataque. Además, es referencia constante para el equipo. Es el que manda qué y cómo se hace. No regaló una pelota.

Ariel Rojas (5): correcto. Sufrió en defensa y se mostró solvente con la pelota al pie.

Jonathan Fabbro (4.5): se le nota el desgaste físico. Fue parte importante en el gol y no mucho más. Le falta una referencia en el área para habilitar.

Manuel Lanzini (6): bien con la pelota, fundamental en el vértigo de los últimos metros y, finalmente, encontró regularidad.

Rodrigo Mora (5): corrió, metió, empujó, pero estuvo sólo. Hacía más de dos meses que no jugaba de manera oficial. Se le notó.

Carlos Carbonero (5): le falta tomar decisiones a tiempo. Todavía le cuesta adaptarse al ritmo del equipo. Perdió pelotas fundamentales en el final del partido que podrían haber definido la serie.

Ramiro Funes Mori (5): después de 10 meses, no se le podía pedir una actuación rutilante. Cumplió, aunque le falta ponerse en ritmo.

Osmar Ferreyra (-): jugó menos de 10 minutos, no califica.