“Cambiar de aire me va a hacer bien”

A horas de viajar a Portugal para sumarse a Benfica, Rogelio Funes Mori confesó que las exigencias de River no le hicieron bien. Igual, afirmó que por ser hincha “me voy con muchas satisfacciones”.

img_1505Nunca fue muy amigo de los micrófonos y de la exposición pública. En cuatro años en Primera dio pocas notas. Y tampoco le entró a la gente, que lo repudió como a ningún otro futbolista. Pero a horas de sumarse al plantel de Benfica, Rogelio Funes Mori rompió el silencio que se había impuesto hace unos meses. Y en diálogo con Radio afirmó que “a River le di todo lo que pude, pero cambiar de aire me va a hacer bien”.

El mellizo, quien estuvo más de un mes en conflicto y colgado por no firmar la renovación con el club de un vínculo que vencía a mediados de 2014, blanqueó que “River exige mucho y puede ser que me sintiera apurado en la definición. Tengo que estar más sereno”.

En ese marco de sinceridad, Rogelio se mostró dolido por tener que irse de esta manera del club, porque “soy hincha de River, me voy con muchas satisfacciones. Siempre deje todo por esta camiseta, quizás las cosas no salieron como quería”.

Su sueño, hasta que se generó el problema con la dirigencia, era volver a jugar con su hermano. “No me voy a ir de River hasta que él no se recupere”, había dicho tras la lesión de ligamentos que sufrió Ramiro, quien sí arregló seguir por tres años. Es tan fuerte la relación entre ellos que el 9 contó que cuando él la pasaba mal “mi hermano sufría lo que me pasaba a mí”.

Funes Mori debutó a fines de 2009, cuando el DT millonario era Leonardo Astrada. Tuvo chances con todos los entrenadores que luego pasaron por Núñez, pero siempre fue discutido y resistido. En 101 partidos metió 22 goles, una pobre cosecha por las expectativas que siempre genera alguien que lleva la 9 de River.