En la misma cancha que papá

Gio Simeone debutará en el Bosque platense, donde también lo hizo Diego hace 26 años. Conocé al 9 que hará su estreno oficial en River.

simeoneEl 13 de septiembre de 1987 será un día inolvidable en la vida de Diego Pablo Simeone. Aquella tarde debutó con la camiseta de Vélez en una derrota 2-1 ante Gimnasia. Lo que es la vida… 26 años después, su hijo, Giovanni, hará su estreno en el mismo escenario, el Bosque platense, pero con una banda roja cruzándole el pecho. El pibe solo espera irse ganador de 60 y 118 y, si es posible, con un gol, su principal rasgo de distinción.

El Cholo padre creció. Jugó en la Selección, estuvo en tres mundiales, ganó dos Copa América. Se destacó en el Atlético Madrid, donde fue campeón como jugador y como DT. Su historia con River es ambigua: dio la última vuelta olímpica, en 2008, pero a los pocos meses tuvo que irse por la ventana y con el sinsabor del último puesto. El Cholo chico recién arranca. Tuvo una excelente pretemporada y convenció a Ramón Díaz en los entrenamientos. Le ganó el puesto a Andrada. Y aprovechó que aún no haya llegado la habilitación de Teo Gutiérrez. Cuenta la historia que en 2002 no arribó a tiempo el transfer de Juan Esnaider, casualmente el 9 pedido por Ramón, y terminó apareciendo Fernando Cavenaghi, puntal de aquel título del Clausura.

¿Pero quién es Giovanni Simeone? Nació en Madrid el 5 de julio de 1995, días después de la vuelta del Aleti tras 18 años con su padre como ídolo. Parece que sus vidas, a pesar de ser uno volante y otro delantero, están muy relacionadas. Y no solo por un lazo sanguíneo. En River, comenzó a jugar en inferiores en 2008, apenas firmó Diego Pablo como sustituto de Daniel Passarella, quien en 2011 decidió ponerle un cláusula de rescisión de 15 millones de euros. Esto tenía un porqué. Gio, mientras transitaba por las aulas del Instituto River Plate, comenzó a destacarse en su división en yunta con Tomás Martínez y Juan Kaprof, dos que el domingo irán al banco. Pintaba bien. Héctor Pitarch, hombre de las inferiores del club, lo describió así: “Tiene los mejores vicios del padre. Se cuida, corre como loco, es muy profesional. Va a llegar lejos”, dijo el Flaco.

Como su viejo, Gio también sabe lo que ponerse la celeste y blanca. Actuó en el Sub 18 y, con tan solo 17 años, lo llamaron para el Sub 20. Hasta Sabella lo sumó para que sea sparring de los mayores.