Bienvenido, Teo

El colombiano realizó su primer entrenamiento y luego compartió un asado con sus compañeros. ¿Juega con Gimnasia? Por ahora no está habilitado.

teoLa historia dirá que una tarde de 2012, Teo Gutiérrez dejó Avellaneda, más precisamente la cancha de Independiente, en un taxi. Venía de protagonizar un confuso episodio en pleno vestuario, donde esgrimió un arma. Que era de juguete. Que era de fuego. Nunca se confirmó, pero el colombiano se terminó yendo por la ventana y con fama de conflictivo.

Casi un año más tarde, el delantero que pidió Ramón busca cambiar esa imagen. Lo hará con buenos comportamientos y, sobre todo, con goles. Pero hoy, en su primer entrenamiento ya como jugador de River, en Ezeiza, se dio una similitud con aquella desgraciada tarde de Avellaneda: Teo llegó al predio en taxi. Sí, justo en el día que se lanzó un 10% de aumento en la bajada de bandera y en las fichas.

Al rato, tras una charla con el Pelado, comenzó a trotar y trabajó diferenciado. El cafetero llega con diez días de inactividad tras el conflicto que vivió con Cruz Azul para forzar su salida a River. Se entrenó con las fuerzas bases del club mexicano, pero ahora quiere recuperar las jornadas que perdió.

Luego del entrenamiento, el 29 (ese número llevará en la camiseta) compartió un asado con el plantel en el quincho del predio y se retiró con la satisfacción de empezar a cumplir un sueño. ¿Debutará el domingo ante Gimnasia? Hoy parece imposible. Porque una vez que firme su contrato, los dirigentes deberán presentar la declaración jurada del jugador con los detalles de la transferencia. Luego AFIP debe autorizar la compra de dólares en el Banco Central para pagarle la mitad del pase a Cruz Azul. Y más tarde tiene que ser habilitado por AFA. Así, parece que el debut será con Rosario Central, en ocho días.

Bienvenido, Teo. Seguramente, querrá irse de River por la puerta grande y llevado en andas.