“Es un sueño vestir la camiseta de River”

Teófilo Gutiérrez llegó a la Argentina. Antes habló por primera vez como hombre millonario. El Superclásico, Ramón Díaz, el número de su camiseta y toda la ilusión del colombiano. 

teoAeropuerto de Barranquilla, Colombia. Cruz Azul es historia. Ya no volverá a México, donde metió presión para ponerse la banda roja. River puso 3.200.000 dólares por el 50% del pase y se quedó con el 9 que pedía a gritos Ramón Díaz. Teófilo Gutiérrez ya habla como hombre millonario. “Es un sueño vestir la camiseta de River, es muy importante para mí y para mi carrera”, tira, emocionado.

El delantero pasó por su tierra natal para actualizar el pasaporte y hacer algunos trámites personales. Antes, en el aeropuerto Ernesto Cortissoz, se mostró ilusionado con este rotundo cambio en su carrera. “Estoy agradecido con Dios por esta nueva oportunidad. También con la gente de Cruz Azul, que me va a hacer cumplir un sueño desde niño. Llego a una institución muy grande, de los más grandes de Sudaméricaí”, contó en el sitio futbolenred.com.

Teo es fanático de River desde pequeño. Lo empezó a querer cuando Juan Pablo Angel la rompía, casualmente, en aquel River de Ramón de los 90. Entonces, aporta su pensamiento sobre el riojano: “Es un gran técnico, una gran persona, hace años me ha querido tener. Agradezco a él y a la directiva de River, que ha sido especial conmigo. Simplemente, ahora debo demostrar”.

Avisa que a pesar de su perfil llega con “mucha humildad” y que espera “el cariño de la gente, que es algo muy especial, y disfrutar cada entrenamiento con esa camiseta tan anhelada para cualquier jugador”. También imagina el River-Boca: “Es uno de los clásico más vistos en el mundo, Dios me permita estar en uno de ellos y demostrar mis condiciones, estamos armando un buen equipo y los clásicos son los clásicos, se juegan como se tienen que jugar”.

Teo se hace el misterio con respecto al número de camiseta que le gustaría tener: “Ya le dije al profe cuál es el número, es con el que he jugado desde niño y es muy especial”. ¿Qué dorsal llevará en la espalda? En Racing actuó con el 29. ¿Se repetirá? Posiblemente.

Otra particularidad de Teo es que cuando jugó en la Academia pintó su casa de celeste y blanco. ¿Ahora hará lo mismo, más teniendo en cuenta su amor por River? “Primero que las cosas salgan bien. El cariño lo vamos a transmitir día a día”.

Son las 20.20 cuando aterriza en Ezeiza el vuelo 1361 de Aerolíneas Argentinas. Ahí viene Teo con su familia. Están su mujer y sus tres hijos. Y muchas valijas. Por eso se sube a una camioneta, la cual luce repleta. El martes será el momento de la revisión médica en la Clínica Rossi. Luego, ya se pondrá a las órdenes de Ramón. Bienvenido, Teo.