El alto costo de una medida antipopular

A diferencia de lo habitual, el Monumental no estuvo lleno. La dirigencia puso precios altos en las entradas y, así, la gente no se volcó a ver al equipo de Ramón. Una pena.

Estadio Monumental¿No era la chance de quedar bien con el socio? Un clásico con Racing y la posibilidad de ver a las nuevas cara, como Fabbro y Carbonero. Además, teniendo en cuenta que no había hinchas visitantes, y que esto a priori parece darle más seguridad al hincha, ¿por qué hubo que ver un Monumental con dos tribunas inhabilitadas (la Belgrano alta y toda la Centenario)?

Las preguntas tienen respuestas y responsables. A la dirigencia de River, la misma que afirma tener las cuentas ordenadas, se le ocurrió ponerle un alto precios a las entradas, incluso para aquellos que tienen la cuota al día. Una popular para el socio, por ejemplo, costó 50 pesos, cuando en el torneo a la cabecera Sívori se entra gratis. Y esto, evidentemente, hizo que el hincha le diera la espalda al partido.

River, habitualmente, mete entre 45 y 50 mil personas por partido de local. Ante la Academia hubo apenas 10 mil fieles.

Además, el club se tuvo que hacer cargo de un operativo policial de casi 500 efectivos, que fueron más celosos que de costumbre por el temor a un posible enfrentamiento entre barras millonarios, algo que felizmente no ocurrió.

Con la poca recaudación que tuvo el clásico frente a Racing (no dieron a conocer las cifras), ni siquiera pudieron salir empatados en cuanto al costo operativo (400 mil pesos) por abrir las puertas del Monumental. Un estadio que esta vez tuvo poco color. El mismo que seguramente rugirá cada quince días en el campeonato.

IMAGEN: Nicolás Aboaf