Debut con esperanzas

Más allá del resultado, el encuentro ante Racing sirvió para ver por primera vez a Jonathan Fabbro y Carlos Carbonero con la Banda. Y, si bien les faltó desde lo físico, demostraron que están para grandes cosas.

Carbonero - Fabbro

“Estoy muy feliz, esperé este día por mucho tiempo”, resaltó Fabbro minutos después de finalizado el encuentro. Antes, lo había definido con un penal potente e inatajable para Saja. El ex Cerro Porteño jugó los 90 minutos y marcó la diferencia en espacios reducidos. Tiene un tiempo más, se nota en su recepción, siempre guiada y con propensión al desnivel. Aunque, en su primer partido de la pretemporada, le faltó amalgamar con los de arriba y se lo vio algo fatigado en los últimos minutos.

“Estoy contento en lo personal por haber podido jugar todo el partido. Anduvimos bien en todas las líneas. Nos costó un poco al principio, tocó Ramón y anduvimos muy bien. Esperamos empezar de la mejor manera”, analizó.

Por su parte, Carbonero ingresó a los 13 minutos del complemento y completó una buena actuación. Marcó el ritmo con su velocidad y su tranco largo y exigió siempre a la defensa visitante. Cuando se iba el partido, tuvo una chance clara de cabeza que exigió a Saja y que pudo haber significado la victoria para River.