Los primeros gritos de Gio Simeone

El hijo del Cholo metió hizo su bautismo en la red por partida doble le puso la cabeza a un centro de Rojas y luego metió un zurdazo. El delantero se ganó la consideración de Ramón Díaz.

cholitoGiovanni Simeone tuvo la chance de gritar sus primeros goles en River ante Juventud Antoniana y Central Norte, pero entre los arqueros rivales y los palos, el Cholito no pudo festejar. Finalmente, en la despedida de Salta, se pudo tomar revancha y abrió bien grande su boca para gozar con sus compañeros.

En el primer tiempo, Simeone le puso la cabeza a un gran centro de Rojas y la puso contra un rincón del arquero Perelman. Y en el complemento, bajó un cambio de frente, le pegó de zurda y, tras un rebote en un defensor salteño, volvió a levantar los brazos.

El delantero ha mostrado que uno de sus fuertes es, casualmente, el juego aéreo. Pero además sabe moverse de espaldas y siempre busca acomodarse para pegarle cómodo al balón.

Sin dudas, estos partidos de pretemporada le han servido para ganarse un lugar en la consideración de Ramón Díaz. Es cierto que llegó Teo Gutiérrez y eso puede recortarle las chances, pero las variantes por ahora no abundan.

Paradoja del destino, el Cholo mayor no pudo ver en vivo el gol de su pibe. Mientras River jugaba ante Gimnasia y Tiro, Diego Pablo estaba cruzado el Atlántico, ya que el jueves llega el Atlético Madrid para jugar un amistoso con Estudiantes el próximo sábado.