“Dejé mucho de lado para jugar en River”

A horas de ponerse la banda, Jonathan Fabbro valoró su postura para abandonar Cerro Porteño, donde era ídolo, para llegar a Núñez, donde tendrá que ganarse al hincha.

fabbroJonathan Fabbro está ante un desafío diferente. Quizás, el más difícil de su carrera. Pero a la vez, el más hermoso. Su llegada a River se demoró seis meses, pero en enero Cerro Porteño no lo largaba si no era por 4 millones de dólares. La historia cambió: Fabbro resignó mucho y los paraguayos aceptaron prestarlo por un año. “No me gusta hablar mucho de plata, pero dejé mucho de lado para venir a River”, dijo en Rock & Closs.

Fabbro habló desde Asunción, aunque mañana llegaría a la Argentina para ponerse a las órdenes de Ramón Díaz, quien lo pidió con mucha insistencia, pese a que en un momento se había cansado por las vueltas en la negociación. “Que un club como River te de la chance de venir dos veces, muy pocas veces te pasa”, reconoció.

¿Por qué se demoró su arribo? Lo explica el enganche: “Hay una deuda de por medio (con Cerro Porteño), sumado a los papeles. Es por eso que uno no quiere irse corriendo, aunque entre hoy o mañana ya voy a tener seguramente todo cerrado”.

A los 31 años, el novio de Larissa Riquelme quiere destacarse en Núñez. Y sentencia que está en un momento especial: “De mentalidad es el mejor de mi carrera”.