El equipo del Pelado

Fiel a su costumbre, Ramón le dio chances a los pibes y, más que nunca, River fue el club del Pelado. Juan Kaprof, Giovanni Simeone e Iván Díaz lucieron sus calvas y juveniles cabezas por primera vez y demostraron que tienen con qué ganarse un lugar en el equipo.

Kaprof - Simeone - Iván Díaz

Ahí están las comparaciones con Javier Saviola. Si él, el original, no quiere volver, Juan Kaprof se encargó de contarle al gran público que los rumores eran fundados. En su cabeza gacha, la voluntad de encarar cueste lo que cueste y aunque las patadas traten de pararlo sin piedad, Kaprof presentó credenciales de ‘distinto’. En un encuentro pálido, fue el encargado de levantar a los hinchas de River de sus asientos.

También tuvo su chance Giovani Simeone, que homenajeó a su padre con el 14 en su camiseta, número que identificó a Diego Pablo durante toda su carrera. Eso sí, es lo único que heredó. Ingresó cuando promediaba el primer tiempo en reemplazo de Andrada y aclaró que está para pelearle el puesto al que quiera quedarse con la ‘9’. Fue preocupación constante para la defensa rival y tuvo la oportunidad más clara para cortar el cero. Si el arquero no se hubiese cortado las uñas, era victoria para La Banda. “Es un gran día para mí y mi familia, sé que di lo mejor y me apoyaron todos desde el primer momento”, agradeció el delantero minutos después de terminado el partido.

Otro que pudo mostrarse fue Iván Díaz. Reemplazó a Solari y se ubicó como mediocampista por la derecha. Se presentó siempre como opción para recibir y asociarse con los de arriba.