“Me quiero llevar a Gabriel”

En diálogo con Olé, Walter Redondo, tío y representante de los mellizos Funes Mori, volvió a insistir con una posible venta del delantero y marcó sus intenciones después de que la dirigencia los haya colgado. “No voy a esperar, me comunicaré para sacar ya a Gabriel y conseguir un buen contrato para Ramiro”, disparó.

Funes Mori vs Unión

La decisión se precipitó ante la falta de acuerdo entre las partes. A escasas horas de viajar a Salta para la pretemporada, se le anunció a los hermanos que no ingresarían en la nómina para la pretemporada. “Turnes los llamó a los chicos y les dijo que no iban a la pretemporada… A ellos les cayó muy mal. A nosotros no nos sorprendió: siempre se manejaron muy mal”, remarcó Redondo.

La cuestión está en los contratos. El vínculo de ambos vence en junio del año que viene y podrían pedir la libertad de acción a fines de este campeonato. Para que eso no suceda y presionarlos para que los extiendan, la dirigencia decidió colgarlos.

Como había anticipado Pasión Monumental, el defensor tiene chances de arreglar su continuidad, aunque la distancia entre lo que pretenden las partes hace que peligre su continuidad. “Ramiro firmaría la renovación del contrato si le ofrecen algo acorde a un jugador de Primera”, dijo el representante.

En cambio, la situación del delantero es diametralmente opuesta. “Tenemos dos ofertas concretas por Gabriel y no voy a esperar mucho, me comunicaré para sacar ya a Gabriel”, explicó. Y apuntó a la dirifencia de manera explicita: “No queremos perder tiempo. Ojalá tengan buena predisposición, esa que nunca mostraron. Ahora Gabriel y Ramiro se tranquilizaron porque estamos en contacto permanente, aunque lo malo es que ni Passarella ni Turnes me llamaron a mí o al papá. Tengo registrados los celulares de los dos y no hay llamados de ellos ni de ningún otro directivo”, cerró.