“No firmé pero no me quiero perder ni un entrenamiento”

El tiempo pone las cosas en su lugar. Osmar Ferreyra volvió al club de sus amores y lo expresó su felicidad a minutos de haber terminado su primera práctica. “Siempre soné con este regreso, hoy tengo la posibilidad de volver al club que soy hincha y no la voy a desaprovechar”.

Osmar_Ferreyra

Fueron apenas 16 partidos los que disputó el entrerriano con La Banda. Desde su debut a su venta pasaron 11 encuentros por torneos locales, cinco internacionales y dos goles. En épocas en la que se levantaba una baldosa y salían estrellas, Ferreyra vio la salida en menos de tres meses. Se fue a Rusia y nunca más volvió, hasta hoy…

“Es un orgullo, un placer y una felicidad grande por llegar al club. Yo me crié acá. El que me conoce sabe lo que siento por esta camiseta y que estaba esperando y deseando volver. Me fui con apenas 15 partidos y tenía una cuenta pendiente. Hoy creo que no debería haberme ido en su momento, que debería haber disfrutado más de esta institución, por suerte tengo la posibilidad de redimirme”, confesó.

Paradójicamente, aún no firmó su contrato y ya se entrenó con el primer equipo. “Está todo arreglado de palabra y no me quiero perder ni un entrenamiento. Deseo estar al 100% cuando arranque el campeonato, tenemos cosas muy importantes por delante y nuestra obligación es estar arriba en todo”, explicó.

Además, hizo referencia a Ramón Díaz, quien ya lo tuvo en San Lorenzo e Independiente. “Ramón es un entrenador que me conoce y confía mucho en mí. No lo quiero defraudar y pretendo dar el máximo”, remarcó y contó cómo fue su primer encuentro con el entrerriano: “Yo estaba por irme en San Lorenzo, se me había terminado el contrato. El no me conocía y me dijo ‘quedate, revertimos esto y somos campeones’. Así fue, le debo mucho”, rememoró.

Y cerró con una alusión a los que dudan de sus capacidades: “Yo no llego acá porque soy amigo de Emiliano. El que tenga dudas, las voy a revertir en la cancha y se van a tener que callar”, concluyó.