Llegó Ferreyra y Ramón espera más

Se cumplió uno de los pedidos de Ramón. Como había anticipado Pasión Monumental, Osmar Ferreyra se convirtió en el primer refuerzo de River y ya entrenó con el plantel. Ahora, el DT espera más refuerzos. ¿El próximo será Carbonero? Por lo pronto, Ledesma está cerca de arreglar su continuidad.

Ramón Díaz entrenamiento

En la mañana de Ezeiza, el riojano tuvo su primera alegría. Ferreyra llegó a la práctica, se sometió a análisis médicos y se sumó al resto de sus compañeros en los trabajos físicos que dispuso el cuerpo técnico para la segunda jornada de entrenamientos. De esta forma, Ramón volverá a contar con uno de sus jugadores predilectos, al que ya dirigió en San Lorenzo e Independiente.

Pero la espera continúa y el que más cerca está de arribar a Núñez es Carlos Carbonero. Solo falta la firma ya que están arregladas las cifras de su contrato y los pormenores de su vínculo con el club. El grupo empresario que maneja su pase, y que también tiene el de Iván Pillud, ya dio el OK por el colombiano. Sin embargo, restan definir detalles por el marcador de punta. Desde River confían en que se hará pero desde el entorno del jugador prefieren ser cautos ya que todavía deben resolver su salida de Racing.

Además, se complicó el pase de Jonatan Fabbro. El principio de acuerdo que había con la dirigencia de Cerro Porteño contemplaba el trueque con Adalberto Román. Pero, ante la negativa de Martín Demichelis y una posible venta de Eder Alvarez Balanta, el arreglo se estancó. El club paraguayo no desea prestarlo y, en caso de hacerlo, sería en una cifra demasiado alta. ¿Comprarlo? River no puede pagar lo que piden, aunque agregue jugadores como moneda de cambio. Habrá que esperar…

Por Lucas Orban aún esperan una respuesta del jugador. Con Tigre ya está todo arreglado y la decisión está en manos del defensor que, por otro lado, espera ofertas desde el exterior. Eso es lo único que podría impedir su regreso.

El sueño de Ramón tiene nombre y apellido: Teófilo Gutiérrez. Pero también tiene trabas. El técnico se comunicó con el delantero, éste le confesó sus ganas de vestir la banda pero su situación es muy complicada ya que tiene contrato con el Cruz Azul hasta diciembre 2015. Pagarlo es imposible. La única solución es que el colombiano rescinda el contrato de manera unilateral y, habida cuenta de que ya le ofrecieron una cifra millonaria para retenerlo, es casi una utopía tenerlo.

Los sondeos siguen y seguirán. Desde Núñez piensan que pueden repatriar a Juan Manuel Iturbe. Pero, tiempo al tiempo. El primero a abrochar es Carbonero…