River se despidió como debía

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) Con goles de Vangioni, Sánchez e Iturbe, River le ganó 3 a 1 a San Martín de San Juan, que descendió a la B Nacional. El equipo de Ramón, al que le faltó resto en el final del torneo, cosechó 35 puntos. Una campaña para renovar las esperanzas.

IMG_4110

Había que darle una alegría a esa gente que fue igual al Monumental solo para agradecer por un semestre en el River volvió a ser protagonista. Y el equipo, con la cabeza más en las vacaciones, cumplió. Llegó a la cosecha de 35 puntos en el torneo Final, computando 64 en toda la temporada, algo que le dará respiro para afrontar lo que viene. Porque en el próximo campeonato la apuesta será conseguir lo que no se pudo ahora.

River le ganó a San Martín de San Juan porque fue efectivo y contundente. En su primera llegada fondo, Vangioni, en una posición poco común para él, entrando por derecha, apareció vacío para romperle el arco a Ardente. Luego, Carlos Sánchez aprovechó un rebote y, en posición adelantada, la tocó de zurda. El descuento de los sanjuaninos le puso un toque de dramatismo a una definición de la que River fue más juez que protagonista.

En el segundo tiempo, los de Ramón entraron dormidos y Barovero lo tuvo que salvar un par de veces. Los de Forestello, jugados, se descuidaron en el fondo, aunque River no logró ser preciso en los contragolpes hasta que Iturbe liquidó el asunto. Antes, el Chino Luna pudo haber ampliado la ventaja, pero con el arquero vencido le acertó al palo. San Martín también lo pudo haber empatado. Se fue a la B…

Ganó River. Solo Ramón Díaz sabrá si este partido le sirvió para sacar alguna conclusión. Kranevitter demostró que tiene condiciones, Tomás Martínez hizo su debut en primera, Vangioni confirmó que fue un acierto su llegada, algunos (Maidana y Sánchez serían negociados, Balanta podría ser vendido, Iturbe debe volver al Porto) quizás hayan jugado por última vez con la banda roja cruzándole el pecho.

River cerró el campeonato con una campaña casi de campeón, aunque le faltó juego para serlo. Claro está que le hubiera encantado llegar a la última fecha aún con chances de dar la vuelta olímpica. No se pudo. Newell´s demostró ser el mejor.

Imágenes: Nicolás Aboaf