El goleador impensado

Manuel Lanzini se anotó en la victoria ante Independiente y ya festejó cinco veces en el campeonato. Fecha a fecha va creciendo e ilusiona y es top scorer junto al Chino Luna.

Lanzini vs. Independiente

Toda la pretemporada Ramón insistió por un enganche. Jonathan Fabbro era el apuntado, pero la extensa novela del verano terminó sin final feliz. Mientras, agazapado, esperaba Manuel Lanzini.

A pesar del arranque irregular, el técnico lo bancó. Le dio confianza y, con el correr de los partidos, le respondió en la cancha, aunque más de mediapunta que de 10.

Racing, Godoy Cruz, All Boys y Boca habían sido las víctimas de Lanzini, que estaba a tiro del goleador del equipo, Carlos Luna.

El pelotazo de Kranevitter y la corrida de Iturbe le dieron la posibilidad a Manu de despegarse de su marca y, antes de pisar el área, definir para cerrar la victoria sobre Independiente.

Silbando bajito, Lanzini se ganó la titularidad, convenció a Ramón de que no le queda grande la 10 y, de yapa, le quedan dos partidos para ser el goleador que nadie esperaba.

IMAGEN: NICOLÁS ABOAF.