Ya está de copas

Con la victoria ante Atlético Rafaela, River regresará a una copa internacional tras cuatro años. Sólo resta definir a cuál: hasta ahora será la Sudamericana, pero en caso de salir campeón jugará la Libertadores del año que viene, por lo que deberá vencer a Vélez en una hipotética final para revalidar la clasificación al segundo torneo continental.

12-04-d601--NA.jpg_141358524River ganó, gustó y goleó. Pero la victoria del equipo de Ramón ante Rafaela no sólo lo dejó a tiro del puntero y con la esperanza más viva que nunca, sino que también lo catapultó a un campeonato internacional, algo que no ocurría desde la Sudamericana 2009.

Eso sí, por los vaivenes reglamentarios que conviven en el fútbol argentino, todavía no se sabe a cuál. Porque, a pesar de haberse asegurado su lugar en el segundo torneo en importancia a nivel continental como uno de los cinco mejores equipos de la temporada, todo cambiará en caso de que logre el título.

Si alcanza a Newell’s y da la vuelta, River estaría clasificado a la Libertadores del próximo año, y definiría la clasificación a la Sudamericana en una final ante Vélez (ganador del Torneo Inicial). En caso de que la gane, podrá jugarla. De lo contrario deberá esperar al 2014 para volver  a hacer ruido en el plano internacional.

Sea una u otra (o, con viento a favor, las dos), lo importante es que Ramón logró el primer objetivo: volver a situar a River entre los mejores.  Y hay que festejarlo.