¡Loboo, Loboo!

Cristian Ledesma tuvo un partido impecable, la hinchada coreó su nombre y fue elogiado por Ramón Díaz. En el segundo tiempo salió por precaución y para recibir nuevamente la ovación del público. Más que merecido.

Ledesma

Desde la llegada de Ramón se convirtió en la pieza clave del equipo. El jugador que mejor entiende la idea que el técnico quiere llevar adelante. Por eso, el DT no escatimó en elogios a la hora de hablar de su rendimiento.

Y los tiene bien ganados. Porque adentro de la cancha, el Lobo hace todo bien. Aporta la pausa, la precisión y la claridad necesaria y se hace dueño del mediocampo, incluso con un esquema que dejaba al equipo desbalanceado por el afán de ir a todo o nada. Rojas, además, se está convirtiendo en su socio ideal. ¿Vuelve Ponzio? Es una incógnita que comenzará a revelarse durante la semana.

En el segundo tiempo, con el resultado y el trámite del partido a favor, Ramón lo sacó para cuidarlo por un golpe que le dio Pablo Pavetti en el tobillo izquierdo y por la amarilla que recibió en la primera etapa. Y también, claro, para que reciba nuevamente la ovación de los hinchas, quienes ya se hablan acordado de él y que corearon su nombre en el segundo tiempo. Lo tiene más que merecido. El Lobo es, sin dudas, el mejor jugador de River en el campeonato.

Imagen: Nicolás Aboaf.