Un punto para seguir en la pelea

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) River perdía 2 a 0 ante Unión, Barovero atajó un penal determinante y sin jugar bien llegó a un empate que lo ubica a tres puntos de Newell´s.

IMG_2990¿River subestimó a un equipo que tiene destino de B Nacional? No. Simplemente, Unión fue mejor y no dejó dudas ante un cuadro que pudo rascar un punto en Santa Fe. Porque, hay que ser realistas, River dio pasos hacia atrás si lo compara con la actuación ante All Boys. Le faltó juego y su defensa fue un regalo. Pero contó con un Barovero que atajó un penal en un momento clave y, con más esfuerzo que fútbol, se trajo un punto del Litoral.

River arrancó presionando arriba, una característica en la nueva era de Ramón. Además, lo benefició la propuesta de Unión, quien salía rápido de contra pero se descuidaba atrás. A los 15, Lanzini tuvo la primera chance, pero su zurdazo fue desviado por Limia, de muy buena actuación. La sensación, en ese primer cuarto de hora, era que si Manu se “afinaba”, River lo ganaba. Mientras, los delanteros estaban en otra sintonía.

Pero Unión levantó y fue un rival digno. Como en todo el ciclo Sava, salió a jugar sin temores aún cuando está al borde de descender. Y a partir de esa propuesta ofensiva comenzó a crecer en el partido. Y a los 25 llegó al gol. El gran pase de Cavallaro encontró a Franzoia, que se filtró por la zona de Pirez-Bottinelli y definió ante la salida de Barovero.

A esa altura, River ya extrañaba la solidez que le venía dando Balanta (desgarrado) en el fondo y la posesión de Ledesma (suspendido). Porque atrás era un tembladeral y en el medio Sánchez, Cirigliano y Rojas hacían agua y eran superados. Así llegó el segundo del Tatengue. Una joyita. Una combinación perfecta de movilidad y toque que definió Cavallaro con un zurdazo.

Igualmente, River no se cayó. Descontó en el peor momento a través de Funes Mori y el partido le dio vida nuevamente. Al toque, Vangioni hizo un penal infantil y parecía que la historia se allanaba nuevamente para el local. Pero apareció la figura de Barovero para atajarle el remate a Franzoia. En el final del PT, casi lo empata el mellizo, pero hubiera sido inmerecido.

En el segundo tiempo. River tardó 17 minutos en llegar al arco luego de un zurdazo de Luna que sacó Limia. El Chino había ingresado por Sánchez y Ramón había cambiado el sistema. 4-2-1-3, con Iturbe en una posición de 7/8 en la que no gravitó demasiado. Por eso al rato Ramón lo sacó y metió a Mora.

El uruguayo le dio el empate a River a siete del final. Le metió toda la cabeza a un buen centro de Mercado. Fue el mejor momento del Millonario en el partido. En esos 15 minutos finales mostró carácter. Maquilló la falta de juego con un temple que no había aparecido antes. Previo al 2-2 ya había estado a tiro del empate por una chance que perdió Luna y por otra que dio en el travesaño tras un tiro de Lanzini y una posterior atajada del uno Tatengue.

¿Ganó o perdió un punto River? Por como se dio el partido, fue lo más justo. El tiempo dirá. Sigue a tres unidades cuando quedan 15 en juego. A Newell´s lo sigue mirando desde abajo y mañana Lanús, si le gana a Tigre, podrá irse a cuatro unidades. Los Ramones desafinaron, pero siguen tocando.

Imágenes: Nicolás Aboaf