La insólita excusa de Zapata

River hace ocho partidos que no gana en Reserva, pero su entrenador le volvió a echar la culpa a las jueces de líneas que dirigieron en el Superclásico.

A Gustavo Zapata aún le dura la bronca. Ayer, luego de perder con Boca, el DT de la Reserva mostró los dientes: “No quiero discriminar, pero a mí a las mujeres me predisponen mal”, soltó contra Eugenia Rocco y Daiana Milone, asistentes del árbitro Jorge Broggi. ¿De qué se quejaba el Chapa? Del supuesto agarrón de Silguero a Chiqui Pérez que derivó en el penal que le dio el 1-0 a Boca y el gol anulado a Mauro Díaz por offside.

Haber pasado por la almohada no lo calmó a Zapata, todo lo contrario. Si bien buscó darle un corte al asunto, en ningún momento se mostró arrepentido. Y volvió a excusarse del mal momento de su equipo, que no ganaba hace ocho fechas y no tiene chances de campeonar. “Me parece que a las mujeres les cuesta interpretar el juego, porque no lo vivieron ni lo jugaron. En el arbitraje no es todo libro, a veces hay que interpretar la jugada”, lanzó en Pasión Monumental radio, por AM 990.

Igual, luego reconoció que “se me escaparon algunos exabruptos, lo tengo que reconocer. Son comportamientos que uno no pregona y que no quiere. Somos humanos y a veces nos equivocamos”.

¿Y la autocrítica? “Tenemos que jugar mejor, nos está faltando gol, hay cosas corregir”, asumió.