La bronca de un ex presidente

“Conmigo, el Superclásico no terminaba porque hubiera retirado al equipo de la cancha y ganaba River”, tiró Alfredo Dávicce, quien castigó con dureza a Passarella. 

En diálogo con Deportivo Telam, quien fuera presidente entre 1989 y 1997 se puso la ropa de dirigente por un momento y contó cómo hubiera actuado el pasado domingo en la Bombonera: “El Superclásico del domingo no terminaba porque al momento de lanzar los hinchas de Boca las bengalas nuestro equipo se hubiese retirado de la cancha y ganaba los puntos. Pero atención que después habríamos ganado los puntos en AFA”, sostuvo Dávicce.

Luego, don Alfredo comenzó con los dardos. Primero castigó a Ramón Díaz: “No estuvo feliz con esa actitud de decir que él no se había ido a la B. Los buenos riverplatenses descendimos todos y no algunos en particular”, remarcó. Y siguió: “No estoy satisfecho con este nuevo paso de Ramón Díaz por el club. Veo muy difícil que River pueda ser campeón en este torneo Final. Pero atención que esto tiene que ver con la manera en que lleva adelante su tarea la comisión directiva encabezada por Daniel Passarella, con la que no concuerdo”.

Y comenzó a sacudirle al Kaiser: “Los riverplatenses vivimos desinformados y el resto de los dirigentes no tiene creatividad, porque con un reto Passarella hace callar a todos”. Al plantel le pagaron deudas con cheques diferidos y eso no contribuye a crear un buen clima como para pelear el campeonato. Además se perdió el paladar futbolístico al que estábamos acostumbrados los hinchas de River. Estoy alejado de Passarella. Y una de las razones para eso fue la manera lamentable en la que se tuvo que ir Matías Almeyda, lo mismo que antes sucedió con Fernando Cavenaghi y Alejandro Domínguez”.

Para Davicce “Ramón Díaz volvió a River por la vil moneda, ya que sus diferencias con Passarella eran irreconciliables. Lo que pasa es que hoy muchos candidatos a las elecciones de diciembre son demagogos, que es lo más fácil, y hablan de Ramón Díaz como técnico”.

También cuestionó la presencia de Emiliano Díaz en el cuerpo técnico: “Una de las cosas que también estuvo mal en ese aspecto fue que el hijo de Ramón Díaz formara parte, porque el entrenador necesita de alguien que a veces opine diferente. Yo no lo hubiese permitido. Lo que habla con Emiliano después se traslada al ámbito familiar y eso no corresponde”, advirtió.

Obviamente, habló de política y adelantó que “estoy teniendo ganas de volver a participar en la política del club. No estoy en los mejores términos con candidatos como Rodolfo Donofrio y Antonio Caselli. En cambio me gusta Jorge Brito, ya que por lo menos es hincha de River, y no como el actual presidente, que dicen es de Boca”.

Dávicce pasó el trapo con todo. Solo rescató una cosa: “Me gustó la aparición del colombiano Alvarez Balanta. Se puso la gloriosa como un grande”.