“Me gané el puesto con trabajo”

Figura en el Superclásico, el Lobo Ledesma no cree tener ventajas por ser un viejo conocido de Ramón Díaz.

Juntos ganaron títulos en River y en San Lorenzo. De Ramón Díaz y Cristian Ledesma se trata la historia. El Lobo era moneda de cambio hasta hace unos meses y hoy es un intocable para el riojano, que siempre lo valoró. “La única ventaja que tengo es que me conoce pero yo me gané el puesto por trabajo y me estoy sintiendo muy bien. Por suerte tuve la continuidad que necesitaba para sentirme así y espero seguir aportando”, se pone humilde el volante.

A los 34 años, para Ledesma ser titular en River es como un volver a vivir. Figura en el Superclásico, se refiere a las cargadas de la gente de Boca. “Lo único que me molestó fueron los petardos. El resto es parte del folclore. Es raro que puedan entrar esas cosas, supuestamente hay controles que no lo deberían permitir y en un momento del partido empezaron a caer todas esas cosas juntas. Es incómodo porque se cortaba a cada rato”.

Enfocado en lo que viene y con la ilusión del campeonato, el Lobo cierra: “La idea la tenemos clara”.