La arenga de Ramón

El Pelado juntó a los más grandes y les pidió compromiso en las últimas fechas. “Es el momento de ganar”, dijo quien sueña con el título.

No es el Bambino Veira, pero el inflador anímico de Ramón Díaz pasó por Ezeiza esta mañana. Apenas terminó el entrenamiento, el Pelado juntó a los referentes y les pidió colaboración. No es que no la tengan, claro está, pero quiere un último esfuerzo. Porque el DT sabe que River aún está en carrera. Solo lo separan cuatro puntos del líder Lanús, a quien encima visita en la fecha 18.

Por eso, luego del entrenamiento, Ramón juntó a la tropa: Ponzio, Barovero, Luna, Bottinelli, Ledesma, Maidana, Mercado, Sánchez, Vangioni y Rojas se sentaron alrededor del entrenador para escuchar su expreso pedido. Todos grandes, ningún pibe. Ellos deben ser quienes bajen línea en el vestuario para sacar la mayor cantidad de los 21 puntos que quedan por jugarse.

“Se tienen que poner al hombro la situación, hay que empezar ganando el domingo”, rogó el Pelado, ya más tranquilo y sin chupetines. Pero muy motivado y a pura arenga.