Se bancaron todo

River copó la tercera bandeja de la Bombonera con 4.500 que le pusieron el pecho a las cargadas. 

Lógicamente, la hinchada de Boca iba a cargar a River por el descenso. Pero la gente no tiene la culpa, si ellos son siempre líderes, copan todos lados, revientan boleterías. Y estos, obviamente, fueron a la Bombonera tras dos años. A su manera, armaron una fiesta en la tercera bandeja visitante, un lugar reducido para una multitud que se quedó con las ganas de ir.

Bancaron todo. Festejaron el gol de Lanzini. Sufrieron con el de Silva. Más con el gaste, pero no se achicaron. Y más allá de algún incidente, se portaron bárbaro.

Incluso en la previa no se generaron disturbios por el ingreso a la tribuna. En el pasaje Filiberto hubo 50 efectivos de una empresa de seguridad que ayudaron a los agentes de la Federal. Sí la pasaron mal a la salida, ya que las escaleras estaban a oscuras. Hasta eso se bancaron…