Que se venga la tercera…

Debieron pasar 11 años para que Ramón vuelva a sentarse en la Bombonera para dirigir a River en un Superclásico. La última vez fue con goleada y golazo de Ricardo Rojas. Además, un dato: Las últimas dos veces que el Millonario triunfó en la Boca, después fue campeón…

El nutrido historial Superclásico tendrá una casilla más. Será la 190° oportunidad en que se ven las caras. La diferencia es escasa y favorece a Boca con 69 victorias. Por su parte, River consiguió 62 y 58 fueron empates.

La Bombonera siempre fue reducto complicado para el Millonario. Allí, en La Boca, el conjunto de Núñez apenas consiguió 22 triunfos y 24 igualdades en 89 presentaciones. Aunque hay un aliciente que despierta la ilusión riverplatense: Las últimas dos visitas con victoria significaron un título al final del torneo. Sucedió en el Clasura 2004, cuando Cavenaghi marcó de cabeza el 1 a 0. Y también en el Clausura 2002, cuando Cambiasso, Coudet y Rojas conquistaron en una goleada histórica. Precisamente, ese fue el último que dirigió Ramón.

Será el 13° Superclásico para el riojano: 2 victorias, 3 empates y 5 derrotas. A pesar del récord negativo, que se acentúa si se tiene en cuenta que cayó en cuatro de las cinco oportunidades que visitó al Xeneize, hay que tener en cuenta que lleva un invicto de tres encuentros: 2 triunfos y 1 empate.