No se lo quiere perder

(INCLUYE GALERÍA DE IMÁGENES) Por ahora, la presencia de Leo Ponzio es una incógnita, pero el capitán se entrenó a la par de sus compañeros y sigue trabajando duro para llegar al Superclásico. También esperarán por la recuperación de Ariel Rojas. Ramón tuvo una charla personal con Funes Mori, quien probablemente sea titular el domingo.

En la semana previa al partido más importante del campeonato, las dudas se hacen protagonistas. Aunque Ramón quiere mover la menor cantidad de piezas posibles, las lesiones tienen a maltraer los planes del DT, quien sabe perfectamente que ante Boca no se puede dar ventajas. Eso sí, ningún jugador quiere quedarse afuera y por eso las certezas sobre el equipo tardarán un poco más en llegar.

Y si alguien quiere decir presente en la Bombonera, ese es Leo Ponzio. Desde aquella lesión ante Arsenal, el capitán se puso al Súper entre ceja y ceja y trabajó en consecuencia. Pero ni los resultados médicos positivos ni la buena noticia que llegó esta mañana desde Ezeiza -Leo trabajó a la par de sus compañeros-, son suficientes para confirmar su titularidad. Lo que es seguro es que el Pelado lo quiere en el equipo y que lo van a esperar hasta último momento.

Si llega, la lógica indica que ingresará en lugar de Carlos Sánchez. El DT quiere mantener el esquema y no piensa la salida de Lanzini como una posibilidad. Pero ojo, porque Rojas salió con una sobrecarga en el aductor izquierdo en el último partido ante Quilmes y también hará el máximo esfuerzo por llegar al partido del domingo.

Adelante, el panorama no es nada claro. Ramón deberá elegir entre los cuatro delanteros, de rendimiento parejo y no justamente por tener grandes actuaciones. Esta mañana, el riojano tuvo una charla personal con Funes Mori, ¿para bancarlo por la última jugada ante el Cervecero? Seguramente. Y es muy probable que el Melli vaya desde el arranque en la Bombonera. Mora también aparece con chances, principalmente por su rendimiento ante Boca: tiene 4 goles en 4 partidos. Y en la disputa también aparece Luna, quien ya cumplió su fecha de suspensión, e Iturbe, quien tuvo la chance de mostrarse, aunque resta esperar para saber si le alcanza para jugar ante Boca.

Por ahora, varias dudas de cara al domingo. En Ezeiza, Ramón tuvo una extensa charla con todo el grupo. El más que nadie sabe que un triunfo ante Boca es importante por lo que significa enfrentar al eterno rival, pero mucho más porque puede significar el trampolín a la lucha final por el campeonato. Por eso, habrá que esperar a los próximos dudas para tener certezas. El DT no piensa dejar nada librado al azar…

Imágenes: Nicolás Aboaf