Lucha por llegar

Leonardo Ponzio espera y se pone a punto, pero Ramón Díaz tiene pensado ponerlo en el Superclásico. “Los resultados de los estudios dieron bien”, contó el doctor Giulietti. También se aguarda por la recuperación de Ariel Rojas. Las grandes dudas están en la delantera.

Si no fuera Boca el rival, Leonardo Ponzio quizás optaría por parar un fin de semana más y volver al siguiente. Pero no. Apenas se lesionó en el 1 a 1 con Arsenal, el de Las Rosas se juramentó poner la cara en el Superclásico. Trabajó incluso en doble turno con los kinesiólogos para no perderse el partido más partido que hay por estas tierras. Ponzio, brazalete en brazo izquierdo, quiere salir a jugar en la Bombonera el domingo que viene, a las 16.30.

Ramón Díaz tiene en la cabeza incluir al volante que se ausentó con Godoy Cruz y Quilmes por un desgarro en el aductor izquierdo. A la idea del DT la sostienen los resultados de los estudios realizados al volante: “No tiene el alta médica, pero la lesión ha cicatrizado. Vamos a exigirlo toda la semana para ver cómo responde”, contó el doctor Rafael Giulietti.

¿Por quién entraría Leo? Lo más lógico es que lo haga por Carlos Sánchez, aunque el Pelado espera por evolución de Ariel Rojas, quien ante el Cervecero salió en el entretiempo por una sobrecarga en el aductor izquierdo. Si bien desde el cuerpo técnico se encargaron de sentenciar que la salida del ex Vélez fue por precaución, analizarán su recuperación en los próximos días.

Independientemente de la situación de Ponzio, las grandes dudas de Ramón radican en la delantera. Sufrió en todo el torneo por la sequía de sus delanteros. Solo un dato grafica el porqué del malestar: entre Iturbe, Funes Mori, Luna y Trezeguet metieron siete goles, la misma cantidad que Ignacio Scocco jugando para el líder Newell´s.

Ramón duda. ¿Bancará a Funes Mori después de haberse perdido el gol sobre la hora con Quilmes? ¿Mora, de flojísimo nivel, será de la partida solo por el aura que tiene con Boca? ¿Luna, quien cumplió la suspensión, tendrá su chance con un rival que también le sienta bien enfrentarlo? ¿Iturbe hizo méritos para tener su oportunidad? Todo se definirá el jueves, en la práctica formal de fútbol.