Balanta siempre cumple

Eder Álvarez Balanta convirtió por segundo partido consecutivo. Esta vez fue el 1-0 sobre Quilmes y, aunque se empató, logró reafirmar el cariño que le tiene el hincha. Titular indiscutido para la Bombonera

En el primer tiempo, una desinteligencia defensiva puso a Gustavo Oberman cara a cara con Marcelo Barovero. Cuando parecía que el delantero de Quilmes rompía el cero, apareció Álvarez Balanta para cortar desde atrás y salvar al equipo de Ramón.

Como una premonición, esa jugada pareció presagiar lo que se venía en la segunda mitad. En el entretiempo, Ariel Rojas debió abandonar el campo de juego por una molestia. Su lugar lo ocupó Jonathan Bottinelli, por lo que el colombiano debió correrse a la izquierda de la defensa.

Allí se vio lo mejor del colombiano, el más aplaudido por lejos cuando se lo anunció por los altoparlantes en la previa del partido. Sin el desborde que otorga Leonel Vangioni, Eder fue sólido para marcar, tanto en un área como en la otra. Tras un centro de Manuel Lanzini, el defensor anotó (esta vez sí) de cabeza el 1-0 sobre el Cervecero.

El “Olé, olé, olé, Negro, Negro” no tardó en caer desde las tribunas. Su solidez, velocidad y seguridad hicieron que se ganara el cariño del pueblo riverplatense. “Gracias a Dios, las cosas me están saliendo bien”, remarcó segundos después de terminado el encuentro.

Aunque esta vez no sirvió para el triunfo, Balanta demostró que no sólo es bueno en lo suyo, sino que también obliga a la defensa contraria a tener más de un ojo puesto sobre él. En apenas 360 minutos, marcó dos goles: Uno cada dos partidos de promedio. Y, como si fuera poco, tiene el mejor promedio según Pasión Monumental con 7 puntos. Con un dato destacable: fue figura en dos de los cuatro partidos que jugó.

“Se nos escapó un partido muy importante para seguir arriba. Pese a que tuvimos un gran partido, se nos fue sobre el final. La actitud, la predisposición es la de siempre. Trabajaremos para estar de la mejor manera el próximo domingo”, resumió. Y, de cara al choque con Boca que marcará su debut oficial en un Superclásico, cerró: “Es un partido sumamente importante a nivel nacional e internacional y Dios quiera podamos sacar un buen resultado”.