Para el olvido

En una jornada negra, el único que salvó la ropa fue el arquero, Leandro Chichizola. El pésimo rendimiento colectivo se explica desde las bajísimas actuaciones individuales. Confirmaciones y perdida de terreno en la noche catamarqueña.

Estos son los puntajes para Pasión Monumental:

Leandro Chichizola (6): no tuvo nada que hacer en el gol y, fuera de esa jugada, no tuvo trabajo.

Esteban Espindola López (4): inseguro, como si le hubiera pesado su debut en Primera.

Sebastián Silguero (4): al igual que su compañero de zaga, impreciso y dubitativo. Reventó para arriba todo lo que pasó cerca de su pie derecho.

Jonathan Bottinelli (2): sacó mal el lateral, rechazó para el medio y de ahí llegó el gol de Estudiantes de Caseros. Luego, el que lo encaró, pasó.

Diego Martinez (3): su presencia en el equipo se debe a la ausencia total de jugadores en su puesto. Pésimo. Mal en la marca, peor en el desborde e inclasificable en sus intentos de poner la pelota al área (todos sus centros murieron atrás del arco rival y a cinco metros del travesaño).

Augusto Solari (3): no jugó, no marcó, no pesó en el partido y dejó pasar una posibilidad de proponerse como alternativa viable del siempre intermitente Carlos Sánchez. Empezó mal y terminó peor.

Walter Acevedo (3.5): intentó agarrar la pelota, pero no pudo. Lució lento e impreciso. Fue el primer cambio.

Ezequiel Cirigliano (4): trató de hacer pie en un equipo que nunca se paró. Pidió la pelota pero no encontró con quien asociarse.

Mauro Díaz (3): otra chance que se fue para él. No gambeteó, no metió un pase gol, no se sacó de encima nunca a un rival. Nada.

Rodrigo Mora (4): intentó y estrelló dos pelotas en el palo. Igual, no gravitó y cerró una mala actuación.

Carlos Luna (3.5): intentó, corrió y erró un gol en el complemento. Mala noche para el delantero que deberá ver desde afuera el encuentro del domingo ante Quilmes.

Nicolás Gómez (4): poco pudo hacer para cambiar la variable por la izquierda. Se desdibujó con el correr de los minutos y aumentaron sus imprecisiones.

Gabriel Mercado (4.5): entró a poner orden en una defensa desequilibrada. Pasó al ataque, intentó y no sufrió por su sector.

Tomás Martínez (-): no calificó, jugó menos de 15 minutos.