Con el crédito agotado

Luego del papelón en la Copa Argentina, muchos jugadores comenzaron a sembrar más dudas sobre su futuro como futbolistas de River. Enterate de quiénes se trata.

La derrota con Estudiantes de Buenos Aires dejó huellas. Se verá si River, con otro equipo, lo puede sacar adelante. Pero, sin dudas, las secuelas de la caída por la Copa Argentina, puede dejar marcas a futuro. En realidad, para algunos futbolistas no fue menor la noche de Catamarca. ¿Para quiénes?

La gente le apuntó a Jonathan Bottinelli, responsable del gol de los Caseros. Lo silbaron y repudiaron cada vez que el rubio tocó la pelota. No fue el líder que la defensa necesitaba, más si se tiene en cuenta que estuvo conformada por dos juveniles, Sebastián Silguero y Esteban Espíndola López. Cuesta creer que tenga muchas más chances luego de junio. Y por varias cuestiones: 1) podría regresar Martín Demichelis, 2) estarán OK Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori y Germán Pezzella tras sus respectivas y 3) la aparición de Eder Alvarez Balanta lo relegó. A Bottinelli se le vence el contrato a mediados de 2015. River, escándalo con la AFIP mediante, pagó 2.800.000 de dólares por el 60 por ciento del pase.

Otro caso es el de Walter Acevedo, con vínculo hasta 2014. En el mercado de invierno de 2010 se invirtieron dos millones de dólares en un volante que no rindió y quedó marcado por el descenso. Tras un año en Banfield, donde también se fue a la B, se bancó seis meses sin ser tenido en cuenta por Almeyda para volver a ser considerado por Ramón Díaz, quien lo conocía de su paso por San Lorenzo. Si bien no tuvo mucha participación en lo que va del semestre, en Catamarca desperdició otra vida. Al tener un contrato alto -y si no lo compra otro club o es prestado- seguirá en River.

Una situación particular es la de Mauro Díaz, la eterna promesa. Ramón le puso fichas en el verano, pero el enganche… no se enganchó. Alternó el puesto con Lanzini, hoy titular. Pero el entrerriano también desaprovechó su oportunidad. Fue un manojo de nervios y de errar pases fáciles ante los de Caseros. El 30 de junio queda libre y no hay muchas intenciones de renovar por parte del club.

En la misma situación que Díaz (se les vence el contrato) están Marcelo Barovero, Rodrigo Mora y Juan Iturbe. Por el arquero hay que poner 1.200.000 dólares. Lo del uruguayo tiene olor a imposible, ya que el Benfica pide 3,5 millones de euros por su compra. En River dicen que quieren comprar una parte de la ficha o, según blanqueó Passarella, se apuesta a un grupo empresario que aporte capitales. Y lo de Iturbe, a no ser que el Porto acepte otro préstamo, parece cosa juzgada.

La “trágica” noche de Catamarca quedará en la historia, en otra página negra de un River que en los últimos años se acostumbró a esto. Igual que a contar con futbolistas de pobre nivel. Y con el crédito agotado…