La hora de Iturbe

El delantero fue titular en la práctica y se perfila para debutar de movida con Godoy Cruz. Además, Ramón probó González Pirez, quien si no siente molestias de su lesión regresaría por Abecasis.

“Mora anduvo bien e Iturbe muy bien”, tiró Ramón luego del ensayo del miércoles. Es que en esos 20 minutos el técnico tuvo diferentes sensaciones. Arrancó el uruguayo, pero el ex Cerro Porteño anduvo mejor y hasta metió un gol. Entonces, el Pelado, quien ya había dejado entrever que la chance era concreta, le dará la posibilidad a Iturbe de jugar de movida ante Godoy Cruz.

El delantero acumula 193 minutos en el torneo, siempre viniendo desde el banco. Debutó ante Estudiantes y en el rato que estuvo en la cancha se mostró diferente. Luego, en los 33 minutos que jugó con Tigre, metió un golazo. En ambos encuentros había ingresado por Manuel Lanzini, su compañero del Sub 20, con quien ahora podrá tirar paredes y ser las usinas de un River al que arriba le falta movilidad.

Iturbe fue sumando poco tiempo en el verde césped. Con San Lorenzo le dieron un tiempo para revertir la historia (entró por Mauro Díaz), pero fue insuficiente su aporte. Ante Colón (por Mora) no pesó y con Newell´s (por Sánchez) se paró como extremo izquierdo, aunque no gravitó. Frente a Vélez (por Trezeguet) no halló los caminos y con Racing, directamente, vio el triunfo desde el banco. Ramón le volvió a dar media hora con Arsenal, pero no desequilibró.

Ahora, por el suspendido Funes Mori, Iturbe buscará justificar la fuerte erogación que hizo River para contar con él hasta junio.

El punta será compañero de Barovero; Mercado, González Pirez, Alvarez Balanta, Diego Martínez; Sánchez, Ledesma, Rojas; Lanzini y Luna. Eso fue lo que paró Ramón esta mañana, a puertas cerradas, en Ezeiza.

La presencia de González Pirez es la única duda. Probó para ver cómo respondía tras un ruptura fibrilar. Si no llega, seguirá jugando Abecasis y Mercado se correrá a la zaga. Pero en el cuerpo técnico apuestan a que el Cabezón esté en Mendoza. Lo mismo que Ledesma, quien en los anteriores entrenamientos no se entrenó a la par del resto por un implante molar que le impedía moverse con normalidad.