¿Llega al Súper?

Ponzio volvió a hacerse estudios por el desgarro que sufrió ante Arsenal. Si todo marcha bien, la vuelta será nada menos que frente a Boca.


Sus lágrimas al abandonar la cancha en el último partido lo dijeron todo. En ese mismo momento, Leo supo que se trataba de algo más que una simple molestia y, seguramente, también marcaron la preocupación del capitán por no llegar al Superclásico, un partido que no se quiere perder por nada en el mundo.

Los resultados determinaron que Ponzio sufrió un desgarro en el aductor izquierdo. Pero ayer, el volante volvió a la Clínica Rossi y el diagnóstico fue aún más concreto: desgarro en el aductor medio y obturador externo de la pierna izquierda, de entre 3 y 4 milímetros.

¿Entonces? La recuperación lo deja al límite del partido más importante. Si la rehabilitación cumple con los plazos esperados, Leo llegará justito para el encuentro ante el eterno rival, ese que para Ponzio es el más importante de todos.

Él y todos los hinchas ya empezaron a rezar…