¿Llega al Superclásico?

Las lesiones son el principal rival de River en este campeonato y, en el encuentro ante Arsenal, el karma volvió a aparecer. Leonardo Ponzio, figura y capitán del equipo, abandonó la cancha con un desgarro en el aductor izquierdo. ¿Juega con Boca?

A 21 días exactos del partido con Boca, hasta el más mínimo golpe produce preocupación. Y si se trata del jugador más importante del plantel, la alarma aturde.

Cuando promediaba el primer tiempo, Ponzio quiso filtar un pase con su pierna zurda, sintió el tirón y se quedó paralizado en el lugar. El pedido de modificación fue instantánea y la información oficial sirvió solo para confirmar las sospechas: Desgarro.

Habitualmente, ese tipo de lesiones necesitan tres semanas para ser recuperadas, tiempo exacto que separa el encuentro de hoy y el Superclásico. ¿Llegará? A prender velas…

Imagen: Nicolás Aboaf