Un debut impecable

Eder Alvarez Balanta jugó su primer encuentro oficial en River y aprobó con creces: estuvo firme en la marca y demostró una gran personalidad. “Acabo de cumplir un sueño”, declaró el defensor después del partido.

Ramón confió en él y el colombiano le respondió dentro de la cancha. La gran cantidad de lesiones y la suspensión de Bottinelli le dieron la posibilidad al juvenil de hacer su debut con la camiseta millonaria y, lejos de desentonar, Eder cumplió con una actuación prácticamente perfecta.

El zurdo estuvo firme en la marca, salió bien tanto de cabeza como por abajo y demostró criterio para saber cuándo salir jugando y cuando salir con pelotazos para evitar cualquier tipo de peligro. Además, el colombiano demostró personalidad y le sobró sacrificio para cruzar pelotas, incluso llegando casi a la mitad de la cancha como lo hizo en una jugada sobre el final del partido. Un dato más: prácticamente no cometió faltas en todo el partido.

“Gracias a Dios tuve la fortaleza para afrontar el partido y hacerlo de la mejor manera. Acabo de cumplir un sueño, una de mis metas en la vida. Gracias a Dios y a mi familia puedo estar en River y cumplir un desempeño como el que tuve”, declaró el defensor ni bien terminó el encuentro. Y Ramón también lo elogió antes de abandonar la cancha: “Hizo un gran partido”, dijo el DT.

Cabe destacar que el central sólo puede jugar el 25% del campeonato sin ocupar plaza de extranjero y que actualmente los cupos están completos. Con el de esta tarde ya suma dos encuentros con la Banda: el anterior fue contra San Lorenzo, en el que el juvenil firmó planilla a pesar de no haber ingresado.

Más allá de la superioridad de River, en el segundo tiempo Racing agotó sus cartuchos y se lanzó al ataque para buscar el empate, pero la defensa, mermada por lesiones y suspensiones, respondió de la mejor manera. El mérito, en gran parte, fue de Alvarez Balanta.

Sin dudas, el colombiano tuvo un debut impecable.