Engancharse, esa es la cuestión

La esencia está intacta. Más allá de que Ramón Díaz se tome sus licencias y trate de reinventarse, sus equipos son con enlace. Es que, esa es su forma para enganchar, convencer y ganar. Los números lo avalan. Con enganche, River ganó el 83,3% de los puntos en juego. Sin él, sólo sacó un punto sobre seis.

Demasiado perdió River en estas últimas fechas para seguir en la misma tesitura. El único punto que rescató sobre los últimos seis que se pusieron en juego se reducen a cero si al juego se refiere. Ante Newell’s y Vélez, por primera vez desde su vuelta al club, Ramón se adaptó al juego ajeno y borró de la cancha al enganche. Así, el fútbol y la felicidad quedó reducida a la nada.

Los números, fríos pero certeros, se encienden a la hora de dar un veredicto. Desde el partido que marcó su regreso, ante San Martín de San Juan por la 19° fecha del Torneo Inicial, Ramón dirigió ocho encuentros oficiales: Ganó 6, empató 1 y perdió 2. Cosechó el 79,1% de los puntos en juego. ¿Qué le baja el promedio? Los partidos que jugó sin enlace.

De esos 8 partidos, seis los jugó con un 10 definido y obtuvo el 83,3% de las unidades disputadas. San Martín de San Juan, Belgrano, Estudiantes, Tigre, San Lorenzo y Colón. Ganó cinco y perdió solo con el equipo del Bajo Flores. Los dos restantes (Newell’s y Vélez) fueron derrota y empate -16,6%-.

La anemia futbolística y los datos fuertes que significan los puntos obtenidos, inclinaron al DT a volver a las fuentes. El elegido es Manuel Lanzini, con quien ganó siempre (San Juan, Belgrano, Estudiantes y Tigre). El crédito está de su lado y el hincha lo festeja.