Ya no tiene dudas

Con equipo confirmado, el plantel realizó el último entrenamiento previo al partido contra Vélez. Por primera vez desde que volvió a River, Ramón utilizará cuatro defensores con Diego Martínez completando la última línea. Además, vuelven Ledesma y Trezeguet.

Después de varias idas y vueltas durante la semana, el Pelado se decidió. Cambios de esquemas, de nombres, pero una certeza: el DT no cuenta con el material que necesita para imponer el juego que pretende para su River, su pedido de un enganche no recibió respuestas y las pruebas con los pibes tampoco. Encima, los ensayos durante la semana no lo dejaron nada conforme al entrenador y por eso tuvo que probar hasta último momento. El encuentro ante Vélez será una nueva prueba para medir al equipo y el entrenador no quiso dejar ningún detalle librado al azar.

Por primera vez desde que volvió a River, el DT tomará más recaudos y jugará con cuatro jugadores: a la habitual línea de tres se le suma el juvenil Diego Martínez. Ledesma vuelve a la mitad de la cancha junto con Ponzio, mientras que Sánchez y Vangioni serán los encargados de intentar desequilibrar por los costados. Adelante, sigue Mora y vuelve Trezeguet.

En limpio, Ramón confirmó que Barovero; Mercado, González Pirez, Bottinelli, Martínez; Sánchez, Ponzio, Ledesma, Vangioni; Mora y Trezeguet serán los once jugadores que saldrán a la cancha a enfrentar nada menos que al último campeón del fútbol argentino en el Monumental, un escenario en el que River pudo hacerse fuerte durante el campeonato.

Esta mañana el plantel realizó el último entrenamiento previo al partido y luego el grupo concentrará en el Intercontinental de Nordelta, esperando el encuentro del sábado, a las 18.10, en el Estadio Monumental. Completan el plantel: Chichizola, Espíndola López, Abecasis, Acevedo, Rojas, Lanzini, Iturbe, Rogelio Funes Mori y Luna.

Una nueva prueba para saber cuáles pueden ser las aspiraciones de este equipo. Ramón lo sabe y por eso mareó a propios y extraños con sus cambios y pruebas. Sabe que un triunfo volverá a posicionar a River como candidato, el único objetivo del entrenador.