“Tenemos que ayudar a que River salga adelante”

El líder de la Agrupación “Soy de River” habló con Pasión Monumental de su vida, su pasión por el club y el proyecto que lleva a cabo con el objetivo de sacar a la institución adelante.

Con solo 33 años, Jorge Pablo Brito divide sus días como Director del Banco Macro, su familia y algunas actividades deportivas que desarrolla en su tiempo libre. Pero hace poco más de un año, su pasión por los colores lo llevó a sumar un nuevo compromiso a su vida: encabezar la agrupación “Soy de River”, que se presentó oficialmente como alternativa política en el club hace cuatro meses y que cuenta con el apoyo de referentes del mundo deportivo como Mariano Zabaleta y Yankee Martin.

A la hora de explicar cómo surgió la idea de comenzar con este nuevo objetivo, Brito comenta que el día del descenso supo que tenía que hacer algo por River y que eso lo llevo a sumarse al frente que hoy lidera y que trabaja día a día con cientos de socios, pensando en convertirse en una opción de cara a las elecciones de diciembre.

“El día ‘D’, prefiero llamarlo así, cuando volvíamos de la cancha, en el auto junto a mi hermano que es más chico que yo, sentí una obligación, pensé que no podía seguir criticando y a la vez pensando lo que quiero para River y no hacer nada. Me sentí en falta, como en deuda. Pienso que si todos los que queremos al club y creemos que algo podemos dar y no lo hacemos, nada va a cambiar. Entonces me puse a disposición y me sume a este movimiento con el pensamiento de que tenemos que ayudar a que River salga adelante”, señaló.

Brito está casado y espera su primer hijo, que nacerá en aproximadamente en dos meses; practica paddle y tiene una fuerte inclinación por el boxeo. Comenzó a trabajar a los 17 años cuando aún no había terminado el secundario: “Mi padre ni siquiera me exigió que trabajara en el Banco, me dijo ‘tenes 30 días para conseguir trabajo, o te vas o te doy trabajo yo’ y obviamente empecé a trabajar con él”.

Ahí emprendió un camino  que lo llevó a transitar por todos los puestos del banco, aprendió y creció hasta llegar a este presente: “Empecé como cadete, trabajé en tesorería, fui cajero, pase por todas las áreas. Hice una carrera, y llegué a ser gerente general. Haber rotado por varios puestos me dio un buen panorama para gestionar, pero no sé más que la gente que trabaja conmigo, tengo profesionales expertos en sus áreas”.

Ahora, el empresario quiere un River con características similares de gestión y profesionalismo, entiende que la mejor forma de llevar un club de manera prolija y exitosa es a través de personas idóneas: “Quiero tener una Comisión Directiva con expertos en cada materia, no que sean amigos míos o primos, o darle el trabajo a tal persona porque trajo tantos votos”, explicó.

“En los últimos 15 años se ha puesto lo urgente por sobre lo importante. Todas las discusiones pasan por el Director Técnico, por el equipo que va a jugar el domingo. Las decisiones deben tomarse no solo en lo inmediato, sino que debemos trabajar en medidas a largo plazo”, sostuvo.

A pesar de que su pasión y dedicación por River puede sacarle tiempo a su familia, Jorge confiesa que cuenta con el apoyo de sus íntimos: “La primera respuesta de todos fue ‘estás loco’. Tengo el trabajo que siempre anhelé desde el momento que entré al banco, estoy conformando la familia que siempre soñé, todos se preguntaban: ‘¿Para qué?’, pero  soy un convencido de que en la vida uno tiene devolver algo de todo lo que recibe, y en este caso el ejemplo es River”.

Por último, el dirigente dejó en claro su compromiso con el club: “River me dio muchas alegrías en mi infancia, uno no puede quedarse con la mediocridad de ir a la cancha, criticar y después olvidarse de todos los problemas que tiene la institución, no es mi forma de ver las cosas. La única solución es involucrarse”, concluyó.