Una variante, nada más

Luciano Abecasis tuvo que trabajar para que llegara su chance. La consiguió y aunque no deslumbró, se ganó al menos el crédito para aparecer como una opción.

La llegada de Ramón Díaz y el cambio de esquema habían complicado su ya difícil panorama. Ante Lanús, por la 18° fecha del Torneo Inicial, había jugado su último encuentro. Seis partidos después, volvió a entrar en la consideración del entrenador y cumplió.

Las incomodidades lógicas de un sistema que sorprendió a todos deben haber complicado al rosarino. Sin embargo, por más empuje que juego, completó bien su tarea. Fue opción por la derecha, se proyectó por la derecha y no sufrió en defensa.

Eso sí, volvió a cometer errores en la terminación de la jugada, uno de sus errores más habituales y el que lo mantuvo al margen del equipo por largo tiempo. Toma malas decisiones y no acierta en los centros. Debe seguir puliendo esos detalles para despertar el pedido del hincha. Por lo pronto, sólo es una variante ante los magros rendimientos de Carlos Sánchez.

Su función era llegar sorprender por la derecha, trepar por ese andarivel y propiciar jugadas de riesgo en el arco ajeno. Pero sucedió todo lo contrario. Cuando llegó a tierras leprosas, se confundió e inició el contrataque del rival.

Con el partido cuesta arriba y luego de un golpe que lo dejó con dificultades para continuar, Ramón decidió reemplazarlo cuando promediaba el complemento para que ingrese Walter Acevedo. ¿Continuará siendo titular?