La odisea de Bottinelli

El defensor fue tomado como rehén tras sufrir un robo en El Palomar. La Policía lo liberó tras un intenso tiroteo. 

A las 19.30 del jueves, Jonathan Bottinelli volvía de Caseros tras pasar por la casa de un amigo. En el camino, por la zona de El Palomar, una WV Gol interceptó la marcha de su camioneta y a partir de ahí comenzó una odisea para el defensor. Cuatro ladrones se le subieron a su automóvil y le sustrajeron dos mil pesos y un reloj. No hubo pedido de rescate ni intento de secuestro. Solo un robo en el que el ex San Lorenzo quedó como rehén.

Según la versión policial, un automovilista vio cómo Jony era encerrado y llamó al 911. Una vez que el hombre dio las coordenadas del hecho, la Policía salió en búsqueda de los ladrones y el jugador. Finalmente, tras 40 cuadras de persecución y un intenso tiroteo, Bottinelli fue liberado. Sano y salvo.

El rubio prestó declaración en la comisaría 6 de El Palomar. Su camioneta apareció, no así el dinero y su reloj. Como pasa últimamente en este país, agradeció que no le haya pasado nada grave.