Esta vez terminó bien

En la Reunión de Comisión Directiva el oficialismo explicó por qué ya rige el aumento de la cuota social sin haber sido aprobado aún por la Asamblea de socios y por qué el plantel no concentra en el Monumental. Además, se aprobaron los contratos de seguridad, limpieza y Top Show.

La última reunión de CD, hace 15 días, había terminado de forma desprolija, con el presidente Daniel Passarella marchándose del recinto y dejando con la palabra en la boca a los miembros de la minoría, que proponían crear una Comisión que intervenga el registro de socios de cara a las elecciones de diciembre.

En esta oportunidad, tras desestimar el pedido de la oposición, se trataron otros temas de interés, en especial para el bolsillo de los socios y, principalmente, del club.

Precisamente, uno de los temas que debió aclararse es por qué el aumento de la cuota, que fue aprobado en CD pero recién el viernes se discutirá en Asamblea, ya rige desde comienzos de mes. La explicación que dieron desde el oficialismo es que se tomó la decisión ad referéndum. Es decir, desde el 1 de marzo aumentó la cuota para todos los socios y, en caso de que se rechace en la Asamblea, se le devolverá la plata a aquellos que ya hayan abonado.

La otra polémica que se generó en el último tiempo es el lugar de concentración que eligió Ramón Díaz para la previa de los partidos. A pesar de las recientes mejoras que tuvo esa zona del Monumental, el nuevo técnico decidió concentrarse en el hotel Intercontinental de Nordelta, que tiene un costo de 30.000 pesos por noche.

Según explicó el vicepresidente del club, Diego Turnes, esto se da así porque “Ramón concentra a todo su cuerpo técnico y a 20 jugadores, de los cuales 2 quedarán afuera del banco, por lo que la concentración queda chica, porque son 12 habitaciones pero habitan entre 26 y 28 personas”.

Sin embargo, agregó que “la idea es hacer 4 habitaciones más” y explicó: “Se hicieron reformas en la cocina, se restablecieron los muebles, se cambiaron la alfombra, los ventanales, las camas, los televisores y el aire acondicionado. Esperemos que desde el próximo torneo esté todo terminado para poder usarlo”.

Por último, también se presentaron varios contratos de servicios que ya están funcionando hace meses y hasta inclusiva años. Estos fueron los de Argo América SA (se ocupa de la operatoria que implica el registro de socios y cobrará 145.000 pesos por mes), Migles SA (dueña de Top Show) y Star Union SRL (empresa de limpieza, que recibirá 715.500 pesos por la duración del contrato).

Desde la oposición votaron en contra de estas últimas dos empresas porque la extensión de sus contratos (dos años) abarcan a la dirigencia siguiente, pero desde el oficialismo se encargaron de asegurar que el vínculo puede ser roto en cualquier momento por cualquiera de las partes sin consecuencias.