Otra mancha en el fútbol argentino

La ineptitud organizativa y la actitud proclive al conflicto de parte de las hinchadas sumaron otra tarde negra para el fútbol argentino. Un hincha de River fue apuñalado en zonas aledañas al estadio y fue trasladado en estado crítico al Hospital Pirovano.

Cómo. Esa es la pregunta que acapara al resto de las incógnitas alrededor de otro enfrentamiento entre hinchas. Las respuestas, tal y como sucede todo en la AFA, escacean.

¿Cómo puede ser que un micro de simpatizantes de Colón sea dirigido a Libertador y Udaondo, zona de ingreso del local? ¿Cómo puede ser que unos insulten, busquen pelea y los otros respondan? ¿Cómo nadie lo para? ¿Cómo se corta todo esto?

Lo cierto es que en la antesala del encuentro de esta tarde, un colectivo que trasladaba a los hinchas visitantes se desvió y se mezcló con la parcialidad local. Luego de agresiones verbales de todo tipo, un grupo de hinchas se bajó del transporte y se tomó a golpes con algunos simpatizantes Millonarios. A raíz de ese enfrentamiento, tres personas terminaron heridas y fueron derivadas al Hospital Pirovano. Una de ellas ingresó con un corte profundo de arma blanca en el intercostal derecho y el pronóstico es reservado.