“Estar en el palco es completamente distinto”

Ramón vivió el partido en en la tribuna Belgrano. Activo y ansioso, le dio indicaciones a Emiliano por medio de Marcelo Escudero. Tras la victoria, sostuvo: “El primer tiempo fue perfecto, pero el segundo fue muy diferente”.

Fue extraño mirar hacia el banco local y no encontrarlo. El Pelado Díaz debió cumplir la fecha de suspensión por lo ocurrido el último fin de semana en el Nuevo Gasómetro, y su hijo Emiliano fue el principal encargado de dirigir el equipo dentro del campo de juego.

Ramón, quien en la semana reiteró sus quejas con Germán Delfino por haberlo expulsado, vivió el encuentro en un palco de la platea Belgrano junto al doctor Rafael Giulietti. El handy fue el medio de comunicación entre él y Emiliano, a quien se lo vio muy activo dándole indicaciones a sus dirigidos.

El técnico, que dejó el palco a falta de 3 minutos para el término de cada etapa, en el entretiempo le comentó a Pasión Monumental que vio bien el equipo, algo que cambió en la segunda mitad: “Fue un partido distinto en cada tiempo. El primero fue perfecto con respecto a manejar los tiempos, la pelota y tener iniciativa. En el segundo nos faltó tranquilidad, queríamos que termine el partido”, sostuvo en la conferencia.

Sobre cómo vivió el partido, explicó: “Las sensaciones son completamente distintas. Se vive diferente a lo que es estar en el banco. Entiendo lo que sintieron Emiliano y el Pichi Escudero, porque es hermoso estar ahí”.

Y sobre Rodrigo Mora, que el sábado perdió a su abuela, comentó: “Le dimos todo el apoyo y tranquilidad. Yo siempre priorizo lo familiar sobre lo futbolístico, pero demostró estar bien y tuvo un buen partido”.

Imagen: Nicolás Aboaf