“Que pasen desapercibidos…”

Coincidente con su tesitura de que “los protagonistas son los jugadores”, Ramón Díaz cargó sobre los pitos, sobre todo contra Germán Delfino, quien lo echó ante San Lorenzo.

No podrá estar en el banco ante Colón. La expulsión ante San Lorenzo lo condicionó en todo ese encuentro y lo marginará del duelo del domingo. No hubo concesiones en el Nuevo Gasómetro y él dio las explicaciones del caso. “El hermano de Diego Turnes le pidió a (Germán) Delfino que empezáramos 5 o 10 minutos más tarde y él hizo caso omiso”, recordó. Y, amplió: “Lo que me molestó principalmente es que se le falte el respeto a River, no a Ramon Díaz. Es un árbitro joven que todavía debe hacer experiencia. Lo vi llamar a los medios para hablar. Le quiero dar un consejo: Te tienen que llamar por tus logros, no porque vos lo pedís”.

Por otro lado, explicó por qué decidió repetir el equipo que cayó en el Clásico. “Me parece justo confirmar este equipo ya que es el que le ganó a Boca en el verano y desde que estoy en River hacía cinco partido que no perdíamos. Al grupo lo vi trabajando con muchas ganas, responsabilidad y fuerza para que no se repita lo del domingo”, destacó. Además, agregó: “Cualquier cosa que pierde River tiene una trascendencia mayor a la del resto de los equipos pero tenemos ganas de revertirlo”.

En cuanto al plantel y el recambio opinó: “Están todos listos para entrar. La competencia es sana y yo tengo vistos a todos. Hay que tener tranquilidad y, mientras, mejorar los errores que hemos tenido para que no vuelvan a repetirse. Pero, entre quien entre, la idea es la de siempre: Tener la pelota al pie y no perder nunca la paciencia”.

A su vez, criticó ciertas versiones periodísticas: “He escuchado a varios periodistas hacer algunas apreciaciones pero tanto de parte mía como del cuerpo técnico sabemos que esto pasa sólo en River por la trascendencia. Con mi experiencia, le doy tranquilidad a todos los que están conmigo y desde que estoy yo sabemos a lo que jugamos y cuando cometemos errores trabajamos para solucionarlos”, dijo.

Y cerró con el apoyo a su hijo y ayudante, Emiliano, que el domingo se hará cargo de la dirección técnica. “El ya sabe cómo es este manejo. Sabe lo que venimos trabajando, la idea… No hay para aconsejarlo sino darle tranquilidad y el respaldo. Pero sabemos que el que entra es el equipo. Tiene un gran padre, ganador, sabe lo que tiene que hacer… je”, concluyó.