Sin Ramón con Colón

El técnico será sancionado con una fecha por haber ingresado tarde ante San Lorenzo y ser expulsado por Delfino. Así, el próximo domingo el DT será Emiliano Díaz. Entérate porqué el Pelado zafó de una sanción más grave y porqué River llegó demorado al Nuevo Gasómetro. Aquí, los detalles.


¿Cuál es la verdad? ¿Quién miente? Cada uno de los protagonistas de esta historia lo consultará con su almohada y se hará cargo de lo que dijo, pero Pasión Monumental pudo reconstruir algunas historias que excedieron el flojo rendimiento y la caída de River con San Lorenzo.

El primer contrapunto se dio antes del partido. Ramón y los suyos ingresaron 17.02 al campo de juego, dos minutos más tarde del arranque. El DT se tuvo que ir, pagó por el desliz mirándolo desde un palco con dirigentes y algunos jugadores que no participaron del encuentro. Aunque el riojano se encargó de ratificar que le pidió a Germán Delfino que el encuentro comience más tarde. ¿Por qué?

Aquí está el otro foco de conflicto. El plantel salió a las 15 horas del hotel Intercontinental de Nordelta. Consideraban que con la Policía abriendo camino iban a llegar 45 minutos más tarde al Bajo Flores. Pero vaya a saber porqué, cuando la Federal se hizo cargo del traslado optaron por bajar en Lugones, tomar la autopista Illia, luego la 9 de julio (aún de domingo es difícil transitar por el Metrobus) y posteriormente la avenida Garay. Así, recién a las 16.10, River tocó el Gasómetro. ¿No era más sencillo tomar General Paz y descender en Perito Moreno? “Nos hicieron perder 20 minutos dando vueltas”, se quejó Ramón.

El técnico destiló furia luego del 0-2. Le apuntó a Delfino: “No tiene categoría. Es lamentable. Me dijo que estaba OK y después me echó”. Y recalcó que antes del partido pidió que se retrase. El árbitro se defendió: “Les dije que podían entrar 16.57. Nadie de River vino a pedirme nada. Hasta un productor de Fútbol Para Todos me vino a preguntar si River había atrasar el partido. Pero sólo me pidieron tres minutos, si me pedían 15 se los concedía”. La realidad es que sobre la hora, un dirigente se acercó al referí para que el clásico comience 17.10, pero Delfino no dio lugar al pedido.

El colegiado armó un duro informe contra Ramón. Los dirigentes, tan rápidos como no lo fueron para demorar el partido, le pidieron que baje la categoría. Si bien resta un formalismo -mañana debe pasar por el Tribunal de Disciplina- el Pelado estará afuera del banco por una fecha. No zafa ni pagando una multa. Así, el DT, al igual que ayer, volverá a ser Emiliano Díaz. El próximo será un domingo de mucho handy con el Pichi Escudero y un Ramón que ante Colón lo volverá a mirar desde un palco.

Imagen: Nicolás Aboaf