El karma de los Clásicos

El siete no fue el número de la buena suerte para River, que sumó su séptimo clásico sin alegrías en torneos locales. La última victoria fue ante Racing en el Clausura 2011.

Son esos partidos que llevan el rótulo de ‘especial’, encuentros que marcan un hito en el campeonato. Y River, un especialista en esos menesteres, hace casi dos años que no sonríe en enfrentamientos directos antes los otros ‘grandes’.

El pie de Mariano Pavone, de penal, entregó el último festejo. Fue 1 a 0 el sábado 30 de abril de 2011. Desde ahí, se acumularon siete encuentros sin triunfos con cuatro empates y tres derrotas.

San Lorenzo fue el equipo que más veces enfrentó al Millonario en ese período, con dos empates (1 a 1 y 0 a 0) y una derrota, la de esta tarde. Con Boca acumula un empate (2 a 2 en el Torneo Final) y una derrota (2 a 0). Independiente sólo ostenta un empate por 2 a 2 y Racing una victoria por 1 a 0, ambas fueron en el campeonato pasado.

El próximo clásico será ante La Academia, en Avellaneda. Para eso habrá que esperar hasta la octava fecha. ¿Se terminará la mala racha?