Puntajes: Luna llena (de goles)

 

¿Qué se le puede poner a Luna si entró 30 minutos y le dio la victoria a River? Sí, el Chino fue la figura de la cancha gracias a sus dos conquistas. Mora, Rojas e Iturbe completaron el podio.

Marcelo Barovero (6): Sacó la pelota del partido. En los goles no tuvo nada que ver y cuando River perdía 1 a 0 le sacó de las manos el segundo a Leguizamón. Si entraba, hubiese sido casi letal.

Gabriel Mercado (5): Ganó y perdió mucho. Entró con nerviosismo en el segundo tiempo y se fue de partido.

Leandro González Pirez (6): De lo mejor de la defensa, ganó más de lo que perdió. Sacó mucho de arriba y su tropiezo en el primer gol es apenas una fatalidad.

Jonathan Bottinelli (4.5): Impreciso, a destiempo. Lo coronó con un penal en contra que en cualquier otro partido puede causar una derrota.

Carlos Sánchez (5): Mucho más atacando que defendiendo. Bajo. Para colmo, con el partido en desventaja, pudo haber dejado a River con uno menos por un cabezazo a Leguizamón.

Leonardo Ponzio (6): No fue el de siempre pero se hizo cargo del equipo cuando las papas ardían. Con Tigre arriba en el marcador, agarró la pelota y manejó los hilos.

Cristian Ledesma (5): El más flojo de todos sus partidos en este nuevo período. Impreciso, quizá lo condicionó el golpe en el primer tiempo.

Leonel Vangioni (5): Flojo. El mediocampo fue la sector más flojo del equipo y el ex Newell’s, el más regular del campeonato, no escapó a esa media.

Manuel Lanzini (4.5): Demostró que no es enganche. Flojo, muy flojo. Tuvo una sola pelota en todo el partido y salió en el complemento. Tiene que parar de hacer pases a los costados y participar en el tramo final de la jugada.

Rodrigo Mora (8): Incansable. Luchó, corrió, jugó… Y creó los primeros dos goles: Tiró el centro del gol de Luna tras pasear al defensor rival y propició la situación del segundo que empujó Luna.

David Trezeguet (4.5): Casi no la tocó. No pateó al arco.

Juan Iturbe (7): Entró y cambió la cara del equipo gracias a su vertiginosidad. Además, aportó un gol que, a la postre, con el penal del final, fue definitorio.

Ariel Rojas (7): Modificó la estructura ofensiva del equipo desde la mitad de la cancha, organizó y repartió juego.

Carlos Luna (9): Saltó a la cancha promediando el segundo tiempo, fue el último en entrar y el más importante. Marcó los goles de la victoria. ¿Qué más se le puede poner?